Ver video

¿Qué secuelas trae la muerte de un mellizo para un bebé?

facebook

twitter

whatsapp

Email

"La pérdida no es ausencia, sino un cambio de presencia", explicó la tanatóloga Nuria Ballestar sobre el caso de Dante

La pérdida de un mellizo, gemelo o cuate genera un gran impacto en la vida de sus padres, pero ¿cómo lo vive el bebé que lo sobrevive? Sobre el tema, la tanatóloga Alejandra González habla en entrevista para Las Estrellas.

Energía compartida

“Te lo voy a explicar de esta manera: cuando nosotros estamos en una relación, compartimos energía. ¿Qué pasa cuando se sufre una ruptura?, se suele decir que ‘se siente un vacío’. Bueno, pues desde el punto de vista de los expertos de la energía, es real, esa frase es real, la otra persona se fue con su energía, por eso necesitamos un tiempo para reconstruir, hacer nuevas actividades, reanudar contacto con viejas amistades, etc. Lo mismo sucede con la energía compartida que tienen dos pequeños, después de todo, vivieron juntos dentro del vientre. Claro que no vamos a tener la parte científica ni el testimonio del bebé, sin embargo, es cuestión de energía, todo se reduce a la energía de ese pequeño que ya no está, sin duda sí deja un vacío. Sin embargo, ese vacío puede rellenarse poco a poco, principalmente con amor de los padres y la familia de ese bebé", explicó González.

Respecto a cómo acompañar al mellizo en su duelo, la tanatóloga Patricia Solís del Instituto Nacional de Tanatología explica para Las Estrellas: "estos bebes se fecundaron juntos, él percibía la presencia de su otro hermano, por lo que hay que acompañarlo y recordarle constantemente: 'Bebé, yo te quiero, te aman tus padres'. El amor es tan importante que desde que nacemos va a marcar nuestra vida; tenemos que hacerle sentir al bebé que no está desamparado".

De igual manera, González, quien también es docente de la Universidad La Salle ahonda en el duelo que viven los padres tras un evento como este: "Creo que definitivamente si logran resignificar el momento que están viviendo y guardar en un lugar muy importante del corazón al bebe que no sobrevivió, esto va a ser algo que los va a acompañar positivamente a lo largo de la vida".

Por otra parte, Solís expone el proceso de adaptación que vive la familia tras la muerte de un mellizo: "En la familia se siembra un miedo constante durante un periodo, ya que estás viviendo el trauma de que uno de tus dos bebés fallece, pero al mismo tiempo empiezas a experimentar el pánico que pueda replicarse con el que sobrevive. Quizá después del año, comiencen a bajar esos síntomas de sobre protección y de miedo".

Acompañar a la familia

"A los mexicanos nos encanta dar recomendaciones, sin embargo, esto no les va a ayudar de nada y seguramente ellos no lo necesitan, lo que realmente requieren es estar acompañados en su dolor", indica Solís, quien recalca la importancia de estar presente con la familia en este momento tan difícil, puesto que los padres también necesitan el apoyo de sus seres queridos para obtener fuerza y salir adelante, por lo que comparte una serie de consejos para la familia y amigos cercanos que los rodean:

  • Preguntar ¿en qué puedo ayudar?
  • Evitar dar consejos
  • Evitar dar sugerencias
  • Acompaña con tu humanidad al otro

"La pérdida no es ausencia, sino un cambio de presencia", concluyó la tanatóloga Nuria Ballestar.