Juan Gabriel: esto revela su Carta Astral

Descubre qué energías auguraron su triunfo en la música, así como los elementos en su repentino final
Por: Fabricio Martínez
Lead
Facebook/Juan Gabriel
A varios años de su muerte, Juan Gabriel sigue estando vigente
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Juan Gabriel es una de las figuras más reconocidas en el plano musical. Sus composiciones se quedaron en el corazón de la gente y traspasaron fronteras, pero, sobre todo, el carisma del llamado Divo de Juárez lo hizo que cayéramos rendidos a su encanto y talento.

¿Su éxito estaba escrito en las estrellas?, ¿los planetas se alinearon para que fuera el gran artista que dejó huella? O ¿usó a favor las características de su signo zodiacal para triunfar? Esto y más podremos entender si echamos un vistazo a su Carta Astral.

Gracias al más reciente episodio que posteó el sitio Astralmente en su cuenta de YouTube, conocemos la Radiografía Astral del cantante, que a continuación te desmenuzamos.

Alberto Aguilera Valadez, nombre real del intérprete de “Querida”, nació un 7 de enero de 1950, con el Sol en Capricornio, ascendente en Aries y Luna en Leo. Dichos signos son fuertes, decididos y muy dominantes, lo que auguraría que la llegada de alguien que pisaría fuerte.

El signo solar de Juanga, con Saturno como regente, suele caracterizar a personas disciplinadas que no descansan hasta conseguir sus metas.

Gracias a la energía saturnina de Capricornio demuestra en sus canciones una composición impecable, que hasta podría considerarse fría y calculadora, pero que sabe llegar a la gente porque apela a las emociones que todos hemos experimentado.

Hay que destacar que Capri es un signo de tierra, energía que puede ser tranquila y cautelosa, pero rodeada de los estímulos adecuados se puede volver el punto de despegue de grandes proyectos y destinos.

Por otro lado, tiene la influencia de Leo, el cual es una energía de fuego que disfruta de su poder de moverse libremente y en el proceso tener los reflectores todo el tiempo.

Juan Gabriel tenía la Luna en Leo lo cual lo dotó de una pasión y una forma de ser extrovertida que lo caracterizaba, pero detrás de ello pueden ser inseguros y con miedo a ser lastimados, como lo reflejó en algunas de sus éxitos.

Es así como, escuchamos ese tono desgarrador cuando había desamor y ese carácter seductor y divertido cuando le cantaba a la alegría, tal como se notaba en su voz, movimientos y vestimenta.

La Luna en Leo puedes ser muy romántica, entregada y leal; son muy pasionales y les gusta la atención. Esto lo representaba en el amor al espectáculo y el deseo de expresar todo lo que llevaba dentro.

En tanto que, al ser ascendente en Aries la perfección era cosa seria, desde el manejo de su voz y en el escenario, su interpretación musical y el arreglo de sus outfits.

Esto lo volvía un líder ante todo su equipo, cuidando cada elemento de sus producciones, rasgo muy claro de un ascendente en Aries, una energía que se caracteriza por estar a cargo y suele ser la que sobresale de la multitud.

Elementos astrológicos que parecían advertir la partida de Juan Gabriel

La lamentable muerte del Divo de Juárez ocurrida el 28 de agosto de 2016 en Santa Mónica, California, por un infarto fue duro golpe para el espectáculo mexicano.

Su casa 6, que es la de trabajo, estaba sobrecargada por la presencia de Saturno y Marte, dos planetas con energía de trabajo intenso e imparable que también están relacionadas con la salud y la energía física de una persona.

En el último concierto que formó parte de una extenda gira, estuvo cargada de una energía brutal que pudo haber generado una fatiga impresionante.

Además, Urano, planeta inquieto y solitario, rondaba la casa 4, que es el espacio del hogar, lo cual podría llevar a una tristeza profunda que hablaba de un malestar emocional, quizá una ruptura sentimental o amistosa.

Asimismo, Plutón pasaba por Capricornio el día de su muerte. Dentro de la energía plutoniana se encuentra la presencia de la sombra y lo oculto, características que afectaban la casa 10, que haba del aspecto profesional dando un carácter trágico e inesperado a su partida.

A casi seis años de su partida, seguimos recordando a Juan Gabriel como uno de los iconos más destacados de la cultura popular, inmortalizándolo cada que entonamos una de sus famosas canciones.