Top 10: Cómo sobrevivir a un recorte laboral en tu trabajo

Foto: Istockphoto

Top 10: Cómo sobrevivir a un recorte laboral en tu trabajo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

El término reestructuración cada vez es más popular para referirse al recorte de personal, en una compañía con una mala racha. ¡Mira cómo librarla!

Las crisis económicas siempre afectan al sector laboral, pues muchas empresas comienzan a sufrir problemas financieros que los llevan a recortar personal para poder afrontar sus gastos y costos de operación.

En los últimos años, la palabra reestructuración es más empleada para hablar sobre esos recortes laborales, pero el caso es el mismo: alguien en la empresa se quedará sin empleo, así que lo recomendable es actuar para no ser de los desafortunados elegidos para abandonar su puesto de trabajo.

De acuerdo a los expertos estos son los mejores consejos y estrategias para conservar tu empleo en tiempos de crisis:

Autoevalúate. Hacer un análisis sobre tu valor para la empresa es el primer paso; ubicar si tu puesto es indispensable y cuántas personas más tienen el mismo escalafón, si tu salario está en el promedio o por encima de lo habitual y las razones por las que así es. Pero lo más importante es reflexionar si tu desempeño en la empresa ha sido satisfactorio en los últimos meses.

Pon el reflector sobre ti. Aquellos empleados invisibles cuyo trabajo no puede cuantificarse en resultados son los primeros en irse. No basta con tener un buen desempeño, asegúrate que tus superiores conozcan tus funciones y tengan claro tu rendimiento.

Evita los conflictos. Mantente sereno, difícilmente la empresa en una situación de crisis tolerará quejas e inconformidades así que deberás optar por ser prudente antes de entrar a hablar con el jefe.

Capacítate. Realiza diferentes funciones dentro de tu empresa e involúcrate en la solución de problemas, este es el mejor momento para adquirir nuevos conocimientos.

Discreción es tu bandera. Respeta las decisiones de tu empresa y no entres en el juego de “radio pasillo”. Aléjate de cualquier situación que pueda involucrarte en un mal entendido, no propagues rumores.

Sé disciplinado. Demuestra tu compromiso y tu lealtad a la empresa. Cumple tus horarios y los plazos para realizar tus tareas; muestra disponibilidad para atender los asuntos más urgentes de la compañía.

Relaciónate. Establece una buena comunicación con tus colegas y superiores, aprende a ser solidario. La lealtad es una de las cualidades que más valoran tanto empresas como compañeros.

Mantente informado. Acércate a las personas indicadas para saber cuál es tu situación personal para que tengas oportunidad de tomar medidas al respecto.

Piensa positivo. No caigas en pánico ni te desmoralices por la mala racha que enfrenta tu empresa; concentra tu atención en mantener tu buen humor y tener un desempeño de calidad.

Adáptate. La mejor cualidad de cualquier persona, en una regla de la naturaleza: no sobreviven los más fuertes, sino quienes son capaces de adecuarse a las nuevas circunstancias de su contexto.

Este es el mejor momento para hacer los cambios pertinentes para responder a las nuevas necesidades de tu empresa. Los especialistas laborales aseguran que la regla de oro es: pensar que la crisis es oportunidad. ¡Saca a flote todos tus talentos y conserva tu empleo!