Ver video

Carlos Rivera demuestra su lado más sensible y recuerda al amor de su vida en La Voz Kids

facebook

twitter

whatsapp

Email

El coach no pudo contener las lágrimas y reveló que en su reciente disco hay una canción especial para ese ángel

Durante el cuarto programa de audiciones de La Voz Kids, Carlos Rivera abrió su corazón para recordar al amor de su vida. Durante la interpretación de Karol Saucedo, con el tema 'Te equivocaste', Rivera fue el único coach en girar su silla.

Al notar el nerviosismo de la pequeña, Carlos intentó platicar con ella para felicitarla por ser parte de su equipo: “Al principio estabas un poco nerviosa, ahí es donde yo quise voltearme porque sé que hay algo más de ti”. Entonces, continuó alentándola para hacerla sentir segura y agregó: “Todos cuando hacemos algo, cuando vamos a una audición, hacemos un concierto o tenemos algún logro se lo dedicamos a alguien, ya sea a Dios, a nuestra familia, ¿tú tienes a alguien a quién dedicarle este triunfo?" A esto, Karol respondió con un pequeño nudo en la garganta: “A mi abuelita”.

De inmediato, Carlos no dudó en hacer un comentario que detonó algunas lágrimas en sus ojos. "Cuando nosotros tenemos a alguien que amamos tanto y que nos ha dado muchas alegrías y que tal vez nos criaron, yo también, mi abuela era el amor de mi vida y ella se fue hace algunos años y al día de hoy la sigo recordando con mucho amor y alegría”, expresó tiernamente el artista.

“Cuando me subo al escenario pienso en ella, le he escrito muchas canciones, ahora en mi nuevo disco hay un tema que se llama ‘La luna del cielo’, la quise grabar hasta ahora porque cada vez que pensaba en ella se me hacía un nudo en la garganta”, dijo Rivera mientras Lucero, tomaba un pañuelo para secarse las lágrimas.

Carlos conmovió a todo el público incluyendo a Yuri y Lucero e hizo un divertido comentario para evitar seguir llorando: “seguramente tu abuelita vino y me dijo voltéate, y me alegro que me haya hecho apretar este botón para que tú estés en este equipo”. Al terminar sus palabras, Lucero no dudó en agradecerle por compartir su tierna y especial historia.

.