¿Qué pasó en el tercer programa de Pequeños Gigantes?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Una noche triste para todos al tener que despedir al escuadrón de Victoria y sus victoriosos.

El tercer programa de Pequeños Gigantes fue una montaña rusa de emociones. Comenzamos con un divertido duelo de baile en el que los capitancitos nos impresionaron con sus mejores pasos. La competencia estuvo bastante reñida, pero al final los jueces decidieron que Victoria era la absoluta ganadora.

Los nervios comenzaron a invadir a todos cuando Galilea Montijo reunió a los seis escuadrones en el escenario para saber el veredicto de los votos y dar el nombre del equipo que abandonaría la competencia. Lamentablemente, Victoria y sus victoriosos obtuvieron la menor cantidad de votos y se despidieron de sus compañeros. Las lágrimas de los pequeños contagiaron a los jueces y éstos intentaron consolarlos.

El show debía continuar y los demás escuadrones demostraron su talento en las pruebas individuales de canto y baile.

Durante el programa, Miguel Bosé recibió un regalo sorpresa por motivo de su cumpleaños número 63. Al escenario llegó un gran pastel, el cual tenía dentro a un mini Miguel Bosé interpretado por Imanol, un pequeño de 6 años de edad originario de Torreón, Coahuila.

La semana pasada tuvimos tiernos y románticos momentos donde los participantes declararon su amor en el escenario . Esta vez, el capitancito Mateo sorprendió a Verónica Castro al decir que se quería casar con “Vero”, pero inesperadamente, Mini Vero Castro, personaje interpretado por Luna Salgado subió al escenario y de inmediato Mateo le entregó un bonito ramo de flores.

Para cerrar este tercer programa, el grupo Bronco nos deleitó con su nuevo sencillo titulado “Alguien mejor que yo” e invitó a los pequeños gigantes a subir al escenario para cantar sus éxitos “Que no quede huella” y “Sergio el bailador”.

No te pierdas todo lo que sucedió detrás del escenario ni el resumen de Ana Celeste con lo mejor de Pequeños Gigantes.