A 16 años de la muerte de Mariana Levy, su hija María afirma: ‘Un dolor que nunca dejaré de sentir’

facebook

twitter

whatsapp

Email

María Levy habló como nunca antes del fallecimiento de su mamá y lo doloroso que fue perder a la persona que más ama

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace 16 años, Mariana Levy perdió la vida víctima de un infarto fulminante en la Ciudad de México durante un intento de asalto; ahora por primera vez su hija mayor María rompió el silencio y como nunca antes habló de la muerte de su mamá.

En entrevista con un programa de espectáculos, la joven detalló que aunque pase el tiempo, el dolor que provoca la ausencia de su madre sigue ahí y que jamás imaginó lo que sentiría al perder a la persona que hasta la fecha más ama.

Es un dolor que nunca dejaré de sentir, que ahí está, que es mío, pero por el cual decidí ya no sufrir… Es dolorosísimo perder a quien amas, te quitan una parte de ti”, destacó la nieta de Talina Fernández.

María Levy enfatizó que con los años comprendió que la muerte es un proceso de la vida, pero que entendió que aunque el dolor nunca desaparezca, tiene que honrar la memoria de su madre, buscando ser feliz.

No hay cosa más natural que la muerte, es parte de la vida entender que nada dura para siempre, que la vida es de cambio y tenemos de dos: identificarnos con ese dolor, con ese duelo y quedarnos estancados ahí o decir sí me duele y voy a honrar a esta persona siendo muy feliz”, detalló.

La joven, quien siempre llama la atención por sus destapes, indicó que su abuela Talina Fernández siempre ha sido un apoyo muy poderoso tras la muerte de Mariana Levy y que gracias a su consejo, entendió que no debía sufrir más.

Algo que dice mi abuela, que es muy sabio, es que el dolor no lo eliges, pero el sufrimiento sí, todos pasamos por situaciones de dolor y está bien, es, fue y siempre será parte de nosotros, pero debemos ayudarnos nosotros. Muchas veces tenemos el concepto de que la vida es una batalla y yo digo que no, es mucho buscar quitarle la connotación negativa a las cosas. Todo sufrimiento, toda situación es muy relativa, muy subjetiva”, destacó María Levy.