Así reaccionó Thalía al saber que Laura Zapata fue privada de su libertad

La actriz recordó que terrible momento que vivió junto a su hermana hace 20 años
Por: Paulina Flores
Lead
Mezcalent
Así reaccionó Thalía al saber que Laura Zapata fue privada de su libertad
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Laura Zapata estremeció al público al recordar los aterradores momentos que vivió hace dos décadas junto a su hermana Ernestina Sodi cuando fueron privadas de su libertad.

"El secuestro fue como un rayo que me cayó encima y me partió en millones y millones de pedazos que me costó seis años, recoger cada uno de los pedazos, reacomodarme, reajustarme y volverme a reintegrar a la vida", dijo.

En entrevista con Yordi Rosado, la reconocida actriz dio detalles inéditos sobre las conversaciones que tuvo con los presuntos delincuentes.

"Esto es un secuestro, no es nada personal, queremos el dinero de Tommy Motola y queremos 5 millones de dólares; necesitamos el teléfono de Thalía", narró.

La villana de telenovelas como 'María Mercedes' estremeció también al revelar cuál fue la reacción de la cantante al enterarse del plagio.

"Ella se portó como una reina, dese el primer momento. Lo único que quería era que no nos pasara nada a nosotras", declaró.

Ante las intensiones expuestas por las personas que las tenían cautivas, Laura Zapata no dudó en exponer la poca o nula relación que mantenía con su cuñado.

"No sé si tiene uno, dos o cinco millones de pesos y no creo que por mí vaya a dar ni un peso", dijo.

Sobre las recuerdos que tiene de aquel terrible momento, la actriz contó al conductor de televisión que en un principio creyó que se trataba de un asalto y no de un secuestro.

"Empezamos a ver una camioneta con un coche como que se están peleando y de repente vemos que de la camioneta baja un cuate con armas largas y le digo, ‘Wow, traen armas largas y vienen hacia nosotras’. Con la culata del arma rompe mi vidrio, yo me quité un anillo de brillantes y me lo metí en el busto, abrí la puerta y dije, ‘Que se lleven el coche".

Laura Zapata y Ernestina Sodi fueron privadas de la libertad en septiembre del 2002; la actriz permaneció cautiva durante 10 días y su hermana durante 15. En muchas entrevistas, Laura se ha sincerado sobre el tema, incluso, sobre los rumores que la señalaban como la presunta autora intelectual, destacando lo doloroso que fue esta infamia. Además, destacó que este episodio fue parteaguas también para que se destaparan las verdaderas personalidades de su familia.