Ver video

Danilo Carrera cambió los escenarios por su sueño: “A mis 30 años quiero empezar a jugar futbol”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El protagonista de “Hijos de la Luna” explicó por qué tuvo un retiro alrededor de año y medio para ser futbolista

Danilo Carrera se alejó completamente de los reflectores, tras el éxito que le significó protagonizar la telenovela de Hijas de la Luna , para irse a vivir a su país de origen, Ecuador, en el que logró cumplir el sueño que por 12 años había tenido en mente: jugar futbol de manera profesional.

A través de una carta que publicó en su cuenta de Instagram , Danilo compartió un proceso íntimo que vivió en este tiempo con la finalidad de inspirar y “también te avientes al abismo detrás de tus sueños”.

En el escrito confiesa que buscaba convertirse en un futbolista profesional, pero que tenía en su contra la edad ya que a los 30 se considera que los jugadores están grandes para desempeñarse, incluso, muchos se retiran en ese momento.

“Las críticas y risas que recibía constantemente al hablar del tema opacaban mis ganas de cumplir ese sueño”, explicó el galán de melodramas.

“Ese sueño había estado dormido hasta que conocí a un niño llamado Denilson en la Teletón USA en 2013. Denilson sueña con ser jugador de futbol profesional pero sus piernas no le responden. Él nació a los 6 meses de gestación y se le diagnosticó hidrocefalia, no tiene movilidad en sus piernas ni en su brazo izquierdo", relató.

Al escuchar la perseverancia y esfuerzo del pequeño, Carrera explicó que terminó cautivado por su historia, así que decidió conocerlo. “Las ganas de Denilson me inspiraron y decidí dar el salto: jugar al futbol profesional por él y por mí”.

El 28 de febrero de 2018 y después de 5 años de aquel encuentro, el actor encontró una lista de metas que llevaba tiempo sin ver. "Me sorprendió ver que solo me faltaba una (meta) por alcanzar".

“La mañana siguiente empecé a entrenar. Entrenaba por mi cuenta, después de grabar a media noche o en la madrugada. Entrenaba en una cancha, un parque, en la calle o donde se pudiera; ya había empezado y no podía parar”, destacó.

"El 23 de julio de 2018 empecé a entrenar en las reservas de Barcelona S.C., fue ahí donde me di cuenta de la realidad: mi nivel estaba muy lejos de los jugadores de 21 años que contaban con toda una carrera por delante", confesó.

Danilo narró que después de meses buscando un equipo de primera división que estuviera interesado en él, por fin llegó el 15 de diciembre cuando se integró al club Fuerza Amarilla "el equipo más pequeño, con menos presupuesto".

Ante la llegada de la pretemporada y esta noticia dando vuelta a los medios llegaron las críticas, lo cual motivaba a dar lo mejor de él, pero sus piernas no le respondían como quería.

“Mis aductores, mis músculos isquiotibiales y mis pantorrillas me dolían y ‘quemaban’ por la sobrecarga de trabajo, pero el sueño de Denilson y el de todos mis amigos que no pudieron lograr el sueño de jugadores profesionales me impulsaban a seguir”.

Después de dos semanas de entrenamiento llegaron las felicitaciones. "Fue ese el momento en el que entendí que estaba haciendo un ejemplo para muchos y que, si no le fallaba a Denilson y a todos los que estaba inspirando, jamás me fallaría a mí”.

Tras meses de dar más del 100 por ciento, llegó el día en el que viajó a Quito para enfrentarse con el equipo Nacional, donde pisó el césped del Atahualpa, el estadio más importante de su país.

"Sabía que era el día y no dejaba de sentir que era un loco por haber dejado todo por estar ahí [...] varias veces sentí que estar entrenando para un equipo de primera A era un sueño, estar en el estadio a horas de jugar, era mucho más que eso", manifestó.

“Faltando solos unos minutos para que acabe el juego el técnico me llamó, había llegado el momento de cruzar esa línea, ser un jugador profesional. Por primera vez había disfrutado ese proceso, el subir la montaña más que llegar a la cima. Me lo había ganado. No le debía nada a nadie y había inspirado a cientos de miles".

Para finalizar, Danilo agradeció a Denilson por haberlo inspirado, prometiendo la camiseta oficial del equipo como un recuerdo de los 423 días que le costó llegar a los 8 minutos de juego profesional.

Varios famosos como Alejandro Nones, Marjorie de Sousa, Alexis Ayala, Isabella Camil y Lorena Graniewicz, entre otros, lo felicitaron y aplaudieron su esfuerzo.

Tras este triunfo personal, se espera que Danilo Carrera regrese pronto a los melodramas. El actor es recordado también por su papel en La doble vida de Estela Carrillo y haber participado en el programa Bailando por un sueño.