Tras dar indicaciones por si muere de coronavirus, Danna García confiesa que su hijo no la reconoce

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz lamentó que esté viviendo eso a dos meses de dar positivo al COVID-19

A mediados de marzo pasado, Danna García reveló que se había contagiado de coronavirus, por lo que se mantenía aislada en la Ciudad de México. Sin embargo, hace unos días reveló que había dado positivo al COVID-19 por tercera vez, hecho que la mantenía lejos de su familia y ahora conmovió al confesar que su hijo Dante ya no la reconoce luego de tanto tiempo separados.

Fue a través de su cuenta oficial de Twitter que la actriz colombiana compartió un mensaje, el cual borró horas después, en el que detalló que tal parece que su pequeño de dos años de edad ya olvidó cómo luce.

“Hoy viendo a mi niño por cámara le piden que le mande un beso a su mamá y él les pregunta señalándome ‘¿a esta mamá?’. Los niños olvidan rápido, los que los rodeamos somos los que tenemos que hacer que nuestro recuerdo sea inolvidable. Mi vida de mamá en aislamiento”, afirmó el pasado 20 de mayo junto a emojis de carita triste.

Pese a que Danna García prefirió desaparecer el tweet, sus seguidores sí la llenaron de emotivos mensajes, en los que le pedían no se desanimara y que siguiera adelante para pronto poder estar al lado de su hijo Dante.

No es la primera ocasión que la protagonista de telenovelas habla del proceso que vive su hijo al estar alejado de ella. Hace unas semanas detalló en un video de redes sociales que su pequeño ha pasado por llanto y rechazo.

“En todo el día estoy en cámara con él, entonces mi hijo ya ha pasado por todas las etapas. Para los niños esto es durísimo, en un principio lloraba cuando me veía, entonces no me lo podían enseñar, porque lloraba cada vez que me veía en el teléfono”, detalló.

La fuerte confesión de Danna García se da luego de que reveló que por miedo a morir de coronavirus dejó algunas indicaciones por si su estado llega a complicarse.

“Cuando a mí me dio por primera vez alcancé a hablar con mi familia y dar instrucciones de lo que quería que hicieran con mi hijo, quién se encargaría de mi hijo, cómo se encargaría, cuál era mi voluntad”, comentó.