El príncipe William respalda investigación de la BBC, cuando Lady Di expuso infidelidades de Carlos

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cadena británica está buscando las verdaderas circunstancias por las que se convenció a la princesa de destapar sus problemas maritales

Hace 25 años, Diana de Gales hizo tambalear a la monarquía británica cuando en una acalorada entrevista a la BBC, la entonces princesa hizo fuertes declaraciones en torno a su matrimonio con el príncipe Carlos.

Una de las tantas confesiones que hizo Lady Di fue cuando destapó a la reina Isabel II al decir: “Éramos tres en mi matrimonio, una multitud”.

Esta entrevista que concedió al periodista Martin Bashir, de la televisora británica, acaparó los titulares de Inglaterra y el mundo.

A más de 20 años de aquel suceso, las circunstancias en las que se dio esta entrevista se encuentran bajo una rigurosa investigación por parte de la cadena británica que busca aclarar las verdaderas circunstancias por las que Lady Di decidió abrirse al público.

Hace unas semanas, Charles Spencer, hermano de Diana de Gales, aseveró que Martin Bashir usó documentos falsos, declaraciones falsas y difamatorias de los integrantes más relevantes de la Familia Real para ganarse la confianza de la princesa.

Por estas declaraciones y toda la polémica que rodea al suceso histórico, Tim Davie, el nuevo director general de la BBC, ofreció disculpas a Charles Spencer.

Además, tomó cartas en el asunto, por lo que designó John Dyson, juez retirado y exmiembro de la Corte Suprema Británica, para llevar a cabo un análisis independiente que revele lo que realmente ocurrió para que se lograra la entrevista.

Tras este anuncio, la monarquía aceptó de inmediato esta investigación y el primero en pronunciarse fue el príncipe Guillermo, quien envió un comunicado al diario ‘Times’.

“Esta investigación independiente es un paso en la dirección correcta. Debería ayudar a establecer la verdad detrás de las acciones que llevaron a realizar esa entrevista y también sobre las decisiones posteriores que tomaron los miembros de la BBC”, escribió el duque de Cambridge.

Mientras tanto, las pesquisas internas de la televisora continúan con rigor para aclarar las circunstancias en las que se realizó una de las entrevistas que dejaron en shock a la monarquía y al mundo.