Elizabeth Álvarez destapa que a petición de sus mellizos tendría otra boda con Jorge Salinas

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz destacó que la ceremonia quedaría perfecta para celebrar sus 10 años de matrimonio

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A punto de cumplir 10 años de matrimonio, Elizabeth Álvarez reveló sus intenciones de realizar una segunda boda con Jorge Salinas luego de la tierna petición que sus mellizos, León y Máxima, le hicieron.

En entrevista con Televisa Espectáculos, la estrella de televisión, de 43 años de edad, se mostró feliz con la propuesta de sus hijos pues, destacó, sería una de las mejores maneras de celebrar su próximo aniversario en compañía de su familia.

"Me dicen 'mamá vuélvete a casar, cásate muchas veces con mi papá', claro, obvio, 'porque yo quiero ir a la boda'. Tal vez este año hacemos algo especial por nuestros 10 años de casados, ya con nuestros hijos, con la conciencia de que celebren con sus papás", destacó.

La también youtuber confesó que no ha sido nada fácil mantener a flote una relación de tanto tiempo, sin embargo, han sabido caminar de la mano y sobrellevar los altibajos siempre en nombre del amor.

"Yo creo que es el amor que nos tenemos, que nos procuramos y que trabajamos todos los días, porque tener un matrimonio no es nada fácil, ya vamos a cumplir 10 años de casados y todos los días aprendemos", dijo.

En vísperas de la celebración de Día de San Valentín, Álvarez, quien comenzó su historia de amor con Salinas durante las grabaciones de Fuego en la sangre, compartió que los detalles románticos entre ellos siguen tan presentes como cuando iniciaron la relación.

"Todavía para ocasiones especiales mi marido me pone mis mariachis porque sabe que me gustan, me manda mis flores porque esa cosas no las podemos dejar de hacer porque hay que celebrar la vida, el amor", destacó.

Álvarez se dijo afortunada del amor que se tienen sus mellizos con los hijos que Jorge Salinas tuvo en relaciones anteriores porque en el momento en que lleguen a faltar, León y Máxima contarán siempre con la presencia de sus hermanos.

"Creo que los hijos son una bendición y mis hijos son muy afortunados porque tienen hermanos, no puede haber regalo más grande que un hermano (...) a mí me encanta cómo se aman y se quieren ellos. Le digo a Jorge 'tal vez un día faltes tú o yo y ellos van a seguir siendo hermanos para toda la vida, ellos se van a seguir procurando y queriendo".