Enrique Guzmán se sincera sobre la salud de Alejandra Guzmán tras contagio de Covid-19

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante dijo que se mantiene en comunicación con su hija, quien ha manifestado que ha pasado por buenos y malos días

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En medio de la batalla que Alejandra Guzmán enfrenta contra el Covid-19 desde hace una semana, su padre, Enrique Guzmán, se ha encargado de mantener al público al tanto sobre los avances del estado de salud de la llamada 'Reina de corazones'.

En entrevista con De Primera Mano el también cantante aseguró que Alejandra Guzmán es de las portadoras del virus afortunadas que han llevado los síntomas de la mejor menara.

Y es que, de acuerdo con el intérprete de 'Payasito' y 'Tu cabeza en mi hombro' se mantiene en comunicación todos los días con su hija, quien permanece aislada y bajo supervisión médica. Además, destacó que los chequeos que le han realizado arrojaron un panorama positivo para sus pulmones.

“Creo que el asunto está muy leve. Afortunadamente ella es muy fuerte. Su pulmón está en muy buen estado. Me reporta que el médico ya la fue a ver, así que ha estado bien. Hasta cierto grado tranquila", reveló.

El exesposo de Silvia Pinal, quien el pasado 16 de febrero recibió la primera dosis de la vacuna anticovid, compartió la incertidumbre de la familia por los contagios que pudo desencadenar en la gente que convivió con la cantante, por ejemplo, su equipo de trabajo.

"Es una de las cosas más preocupantes que (hay) no solamente aquí, sino en el mundo entero. El virus tiene una frecuencia preventiva de diez a catorce días; entonces, en ese momento ella no tenía el virus. Lo adquirió y afloró catorce o quince días después".

Por último, el también actor compartió con Agencia México, que Alejandra Guzmán ve al médico cada tercer día y que en general se mantiene estable con algunos días mejores que otros.

“Bien, hasta eso me manda recados como ‘Hoy no amanecí tan bien como ayer’. Tiene sus altas y sus bajas, pero aparte de que le duele la cabeza no tiene problemas pulmonares, ni nada. Está en su casa, tranquila. Va un médico a verla cada tercer día”.