Galilea Montijo confiesa su secreto para mantenerse delgada tras impactar con abdomen plano

facebook

twitter

whatsapp

Email

Su entrenador personal también mostró algunos de los ejercicios que realiza la conductora para mantenerse en forma

En los últimos días, Galilea Montijo ha llamado la atención tanto en sus redes sociales como en las de su esposo Fernando Reina al lucir, sin pudor alguno, su abdomen plano; pero ahora, la conductora bromeó al respecto y confesó cómo se mantiene delgada, pero sobre todo tan atractiva.

La revelación se dio en la cuenta oficial de Instagram de su estilista de cabecera Bernardo Moreno, quien compartió una grabación en la que le lanza tremendo piropo a la exreina de belleza, sin imaginar que la tapatía le diría cómo conserva su silueta.

“Ay, pero qué mujer tan guapa. ¿En qué consiste tu belleza? Me lo puedes decir”, dijo Moreno, a lo que de inmediato Galilea Montijo respondió fiel a su característico sentido del humor y afirmó: “No lo sé, como pura lechuga. No sé”.

La grabación causó revuelo entre sus seguidores, quienes aplaudieron que bromeara al respecto y consiguieron que la grabación se hiciera viral en cuestión de horas.

Pero una de las razones por las que Galilea Montijo conserva su figura y sobre todo luce un abdomen plano son las arduas rutinas de ejercicio que realiza de la mano de su entrenador personal Tona Arriaga, quien ahora exhibió a la presentadora.

“Sin dolor no hay ganancia, ese es el nombre del juego”, señaló como descripción el coach personal de la presentadora, quien pese a que estaba exhausta e incluso se le escucha quejarse por los ejercicios de brazo que estaba haciendo, terminó su rutina.

Hace unos días, Las Estrellas habló en exclusiva con Arriaga, quien reveló que Galilea Montijo se encuentra realizando un entrenamiento que se llama Tacfit, el cual consiste en trabajar más calidad, que cantidad de ejercicios.

“De principio nos enfocamos en la respiración porque lo que queremos es brindarle longevidad al cliente… A veces me salgo del manual y le pongo pesas, también porque debo ver en qué estado de ánimo llega mi alumno”, comentó.