Jacqie, hija de Jenni Rivera, revela cuántos kilos ha subido durante su embarazo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante reveló que su parto planea tenerlo en su casa y cómo ha sobrellevado su aumento de peso durante su dulce espera

Jacqie Rivera, la hija de la fallecida Jenni Rivera, está documentando a través de su canal de Youtube todos los detalles de su dulce espera , hablando de sus visitas médicas y cómo ha cambiado su cuerpo, ya que desde hace varios años comenzó a tener un estilo de vida más saludable.

La cantante, quien tiene una fecha estimada de parto para finales de abril, relató en uno de sus videos que está consciente de que subiría de peso, pero que cuando se enteró que aumentó 8 kilos casi quiso llorar porque sus náuseas le impidieron seguir con su dieta, pero que ya había hablado con su doctor para seguir haciendo ejercicio.

“Mi meta, ahora que estoy embarazada, no es bajar de peso, no creo que sea algo saludable ni realista, pero no puedo subir más, ya me pasé. Me voy a cuidar, sé que va a haber muchos comentarios sobre esto, pero aunque subí de peso considero que estoy en un lugar bueno en mi vida”, dijo.

La joven destacó que después de que nazca su bebé, del que aún no desea conocer su sexo hasta el parto, su reto es pesar 63 kilos y que está muy contenta por la llegada de su hijo que tendrá un nombre con la letra J, al igual que sus otros niños.

En otro de sus videos , publicado el pasado 4 de enero, la joven comenzó con su participación en el concierto dedicado a su madre llamado ‘Jenni Rivera Gold Tour’, donde cantó ‘Amor eterno’ y ‘Ya lo sé’, uno de los temas más populares de ‘La diva de la banda’.

Posteriormente, Jacqie confesó que estaba en su semana 21 del embarazo y acudió a la clínica South Coast Midwifery and women’s health care porque desea tener el parto en su casa, así que fue a resolver todas sus dudas. Tras mostrar el consultorio, la joven no quiso decir cuánto pesaba, pero que estaba tranquila con ese tema porque en ese momento está dando vida y prefiere concentrarse en lo mejor para su bebé.

“Ya salí de mi primera cita. Me siento bien, es poco raro, un poco diferente, porque no funcionan igual que una oficina (común) de doctor, este es un cuarto, se siente como una recamara. (…) escuchan el corazón del bebé y te hacen preguntas. Lo que sí me gusta, del paquete que pagué para poder hacer esto, es que te dan clases de nutrición para ayudarme a mantener mi peso, o bajar de peso si lo necesito, que es algo muy importante, no subir mucho de peso porque puede traer diferentes complicaciones en el parto, así que me tengo que cuidar”, expresó.

Para finalizar, la cantante llamó a su abuela para que la asesorara para preparar albóndigas, uno de sus antojos, además de reunirse con su equipo de trabajo para elegir los looks que utilizaría en su próxima sesión de fotos para una marca de ropa.