Ver video

Niurka Marcos revela entre lágrimas el momento más doloroso de su vida: “Mi alma quedó hueca”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz cubana habló en exclusiva para Las Estrellas sobre el reto más grande de la maternidad: cuando los hijos se van de la casa.

“¿Has escuchado la filosofía de los payasos?”, pregunta Niurka Marcos al describir su actitud frente a la vida. “Aunque esté el alma apagada tienes que sonreír, porque de eso vives”.

A sus 51 años, la vedette cubana ha protagonizado decenas de escándalos en la industria del espectáculo en México, siempre caracterizada por sus respuestas irreverentes y desparpajadas ante la prensa. Sus polémicas frases se han vuelto virales y han sido celebradas por los millennials en forma de memes, stickers, videos y hashtags. Pero detrás de los reflectores, la actriz recientemente vivió uno de los momentos más dolorosos de su vida: la salida de casa de sus hijos.

“[Fue] el año pasado, exactamente a la mitad de mi vida, a los 50 años. [Sentí] que mi alma quedaba hueca. Como cuando te derrumbas y caes en tus rodillas sobre el pavimento, como cuando respiras y no tienes oxígeno, cuando se te aturde la cabeza, como cuando quieres dormir 24 por 24 y no despertar”, confesó la madre de tres en exclusiva a Las Estrellas .

“No importa cuántos hombres haya en mi vida en mi vida. Voy a ser una viejita longeva, muy rica y muy p*ta, porque voy a empezar de cero cada vez, porque tengo ese permiso, porque eso es la vida. Cada vez que comienzas, es una nueva aventura. Pero con un hijo, o dos, o tres, no puedes empezar de cero, porque un hijo es esa luz que ves en el horizonte”, agregó.

Si bien Niurka cree que la separación de sus hijos es una herida que quedará para siempre en su alma, la cubana dice que salió adelante gracias al amor propio.

“Hay algo que sí supera un hijo: tus valores, el amor a la vida, la gratitud que le debes a la existencia. (...) Es tu responsabilidad. La vida (...) te dio una oportunidad, la tienes que valorar y la tienes que aprovechar. Yo nací para eso: para vivir y para amar. Y si alguien, quien sea que fuere, no valora ese amor que yo tengo para derrochar, pues se lo doy a quien sí lo quiera. Siempre hay alguien que necesita amor, aunque sea un pepenador de la calle”, sentenció.

En el último año, Niurka también vivió uno de sus momentos de mayor orgullo como madre, cuando su hijo que tuvo con el productor Juan Osorio, el actor Emilio Osorio , viajó a Nueva York junto con miembros de ‘ Mi marido tiene más familia para recoger el Premio Glaad 2019 a Mejor serie de TV en español.

“Lo primero que siento cuando veo el éxito de Emilio es tranquilidad, porque cuando veo que triunfa una vez más, ya yo estoy viendo su futuro, y eso me tranquiliza”, reflexiona.

“Cuando una madre ve los éxitos de un hijo –y sobre todo joven, como Emilio, con 16 añitos– se siente orgullosa, como un pavo real. (...) Inhalamos y exhalamos, y decimos, ‘Gracias, Dios’.”