/315394/snapshot1558539386915.jpg
Ver video

Abogados de Pablo Lyle piden libertad del actor para que trabaje y pague los 100 mil dólares que cuesta su juicio

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

La defensa del actor pide que se le quite el arresto domiciliario ya que aseguran no es una persona peligrosa para la sociedad

El caso de Pablo Lyle podría tomar un nuevo curso ahora que los abogados del actor solicitaron a la Corte de Miami, Florida, que se le suspenda el arresto domiciliario antes de llegar a juicio en julio próximo, donde se le acusa de homicidio involuntario tras la muerte de un hombre de 63 años a quien golpeó en un incidente de tránsito.

El motivo de esta petición es para que Lyle pueda viajar a México y conseguir trabajo ya que debe mantener a su familia y pagar los gastos de este proceso legal, que ascienden a más de 100 mil dólares (casi dos millones de pesos), de acuerdo con el programa El Gordo y la Flaca.

Los abogados argumentan en el documento, entregado al juez que lleva el caso, Alan Fine, que su cliente no es una persona de peligro para la sociedad y puede estar libre, además que existen personas que han cometido delitos más graves y esperan su juicio en libertad.

El problema para Pablo es que el juez ordenó su arresto porque se trata de un extranjero, motivo por el cual solicitan que pueda trasladarse a México, donde esperaría el juicio, dispuesto a regresar a Estados Unidos en cuanto se le solicite.

Aquí te presentamos un resumen del caso de Pablo Lyle:

La defensa también alega que Lyle, al ser una figura pública, es tan popular en territorio mexicano que sería imposible que se les escapara o escondiera ya que cualquier persona lo identificaría. Además, que México cuenta con extradición con Estados Unidos.

La fiscalía ya presentó a los 10 testigos que se estarán en el juicio, entre los que se encuentran: el oficial encubierto que llegó a la escena del crimen, el hijo del fallecido Juan Ricardo Hernández y los tres policías que lo arrestaron en el aeropuerto el pasado 31 de marzo.

La situación legal se definirá en las próximas audiencias que se realizarán el 11 y 22 de julio. Según los expertos consultados por el programa Hoy, el galán de telenovelas podría enfrentar una sentencia de 10 a 15 años.