Raquel Bigorra se sincera entre lágrimas sobre lo difícil que fue convertirse en mamá a sus 40 años

La conductora de Cuéntamelo Ya! estuvo a punto de convertirse en mamá de gemelos
Por: Elizabeth González
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Raquel Bigorra abrió su corazón y como nunca antes se sinceró sobre la vez que estuvo a punto de convertirse en mamá de gemelos a sus 40 años, pero también sobre el difícil proceso que tuvo que atravesar para hacer su sueño realidad.

Fue en entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante que la conductora de Cuéntamelo Ya! habló de su historia de amor con su esposo Alejandro Gavira, con quien tuvo el anhelo de convertirse en mamá una vez que cumplió su sueño de estar vigente en el mundo del espectáculo.

“Nos casamos en el 2011 (…) Yo pensaba que una mujer sana, que nunca había fumado, que no había bebido, que hacía ejercicio, yo dije: ‘bueno, en el momento en el que me quiera embarazar, yo lo voy a poder hacer, así tengas 40, y no es así”, contó en el programa 'El minuto que cambió mi destino'.

La también actriz reveló que luego de varios intentos y por recomendación de una de sus amigas acudió con el especialista, quien le propuso someterse una inseminación, anteponiéndole desde un inicio, los riesgos.

“Claro que venía el niño, pero también queríamos formar nuestra propia familia e intentamos embarazarnos, pero no podíamos (…) Vamos con un ginecólogo y ya me explica un poco esto sin alarmarme Hicimos algunos procesos de inseminación, pero no era un problema de trompas (…) pero esos tratamientos sí te van pegando emocionalmente”, destapó la comadre de Daniel Bisogno.

Y aunque fueron meses difíciles, en lo que incluso, estuvo a punto de ‘tirar la toalla’, se animó a someterse a un tratamiento más en el que por fin logró quedar embarazada no de uno sino de dos bebés.

“Me dice el doctor, ‘por tu edad, te quiero poner tres embriones… déjame hacer mi trabajo, te prometo que vas a salir con un bebé sano de la clínica y vas a estar bien; me hablan al tiempito que es y quedo embarazada (de dos)”, dijo.

Sin embargo, no todo fue felicidad para Raquel Bigorra, pues meses después tuvo que enfrentar la pérdida de uno de ellos, pues tal como se lo advirtió el médico, era muy probable que de los tres embriones, solo uno terminara de gestar.

“Nunca me encariñé con la idea de que yo fuera a tener dos hijos, porque él médico me dijo: en estos casos, como a las 7 u 8 semanas uno de los dos embriones puede absorberse… y dicho y hecho”, señaló conmovida.

Finalmente, la actriz de 'Dr. Cándido Pérez' no pudo contener las lágrimas al momento de recordar el nacimiento de su hija, quien describió como el amor más grande de su vida y el mejor regalo que pudo recibir.

“Entonces quedé embarazada de mi niña (…) me aventé las 37 semanas y media (sin saber su sexo), tuve un embarazo fabuloso con 40 años. Llega el día en que nace y cuando me dicen que era niña, se me caen más los calzones”, contó entre lágrimas.