/295468/snapshot1552083569532.jpg
Ver video

Hermana de Jenni Rivera narra cómo superó el abuso sexual en su libro

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

En su nuevo libro, Rosie Rivera habla de cómo logró perdonar tras ser abusada sexualmente en su infancia

Rosie Rivera abrió de nuevo su corazón en su libro Retoma el poder, en el que espera motivar a otras mujeres a romper los ciclos de abuso.

En esta publicación, la hermana de la fallecida Jenni Rivera narra el abuso sexual que sufrió cuando era una niña por José Trinidad Marín, exesposo de la Diva de la Banda, quien cumple una condena en prisión por abusar de ella y de su propia hija Chiquis Rivera.

“En verdad tú crees que toda tu vida es imperdonable, lo entiendo. Yo no quise perdonar, no me desperté con las ganas de perdonar. El perdón no es un sentimiento, es una decisión. Aunque el pecado de él transformó mi vida, yo necesitaba paz y te cansas de vivir con amargura, con coraje, te desgasta tanto el odiar a alguien, te quita tanta energía”, agregó Rosie al programa Al Rojo Vivo.

El libro también ofrece consejos que pueden funcionar a otras personas que pasan por la misma situación. “Son las preguntas de ¿Cómo le hice? ¿Ahora qué? Las respuestas son 12 capítulos y en verdad son 12 pasos que yo tomé, desde cómo perdonar, cómo pude enamorarme otra vez sinceramente con mi esposo y cómo hablar de esto con tus hijos, lo que me pasó a mí”, señaló.

La exconcursante de Mira Quién Baila también abordó las secuelas de baja autoestima, los abusos al alcohol, drogas y pornografía desde temprana edad, además de que llegó a culparse por no hablar a tiempo sobre lo que sucedía. “Por no hablar, ella sufrió (Chiquis). Empecé a usar drogas a los 16 años, tomaba para no recordar, nunca usaba protección”, agregó.

Durante la entrevista, Rosie confesó que dejó de confiar en los hombres después del constante abuso de Trino Marín. “Dejé de confiar en mis hermanos, que siempre me han querido proteger, dejé de confiar en mi papá que nunca me ha puesto una mano. Sí hubo un tiempo en que ellos lo buscaron para matarlo y yo les rogaba: ‘no lo maten por favor, no quiero su sangre sobre mis manos’ y gracias a Dios nunca lo encontraron”, dijo.

En agosto del año pasado, Rosie era una de las concursantes del reality show Mira Quién Baila y, durante uno de los programas, Lola Cortés le preguntó cómo superó el abuso que sufrió, a lo que ella respondió 'con la ayuda de Dios'.

“Cada uno de nosotros tenemos nuestros secretos, pero yo no he podido perdonar porque sé que tengo que amar a esa persona y no quiero verla jamás”, compartió la actriz y minutos después Rosie le dijo que ambas lo lograrían y la abrazó.