Ver video

Sandra Echeverría pide a las autoridades reabrir escuela para niños con discapacidad y lo logra

facebook

twitter

whatsapp

Email

La protagonista de La Usurpadora le pidió a la alcaldesa de Álvaro Obregón que atendiera el caso con urgencia por tratarse de niños

La actriz, Sandra Echeverría, protahonista de La Usurpadora, hizo una petición por su Twitter a las autoridades de la alcaldía Alvaro Obregón para apoyar a una escuela que brinda atención a niños que viven con alguna condición de aprendizaje, luego de que fuera "clausurada".

La institución denominada Comunidad Educativa y Psicopedagógica Integral (CEPI), brinda atención educativa a niños y jóvenes con necesidades educativas especiales. Ellos acuden a este centro puesto que el sistema educativo regular no cuenta con la metodología de enseñanza correspondiente para estos menores.


Por medio de su cuenta de Twitter, la protagonista de “La Usurpadora” se dirigió con Layda Sansores, alcaldesa de esa demarcación, pidiendo su apoyo para mantener abierto el centro educativo, ya que son varias familias las que acuden a este para que sus hijos reciban atención y seguimiento académico.

La queja por su red social inició el 8 de agosto y tuvo reacciones por parte de sus seguidores para apoyar la reapertura del CEPI. La alcaldía Álvaro Obregón ha tenido revisiones de uso de suelo, en estos operativos varias escuelas privadas se les han suspendido sus operaciones por estar en áreas que violan el código local de zonificación.

"En nombre de las familias del CEPI queremos agradecer el apoyo por parte de @LaydaSansores porque nuestros niños ya regresaron a sus clases y terapias que son tan importantes para una persona con necesidades especiales. Muchísimas gracias por toda la ayuda!!", publicó Sandra y agradeció la mañana de este jueves 14 la colaboración de la alcaldesa e informó que se reabrió el centro educativo dando atención a la comunidad educativa.

Sandra Echeverría se ha pronunciado por las causas de derechos a los menores y la educación, con este gesto que colaboró a que esta escuela en el sur poniente de la capital mexicana tuviera la oportunidad de seguir operando.