Sebastián Rulli posa semidesnudo y las reacciones de Angelique y Fernanda Castillo causan revuelo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Con la publicación el actor argentino consiguió miles de piropos

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de la más reciente publicación que hizo Sebastián Rulli en redes sociales seguramente las plegarias de sus fans para que llegue pronto el próximo jueves de TBT aumentarán.

Y es que, el argentino compartió una foto para la que, hace un par de décadas, posó como Dios lo trajo al mundo, o al menos es lo que se alcanza a ver en la instantánea en blanco y negro que colgó en su cuenta oficial de Instagram el pasado 25 de febrero.

"2001 si mal no recuerdo. Fotografiado por el buen @nicolasfelizola (talentosísimo fotógrafo y diseñador). También tiene su canal de YouTube para los que gusten seguirlo. Mucho éxito para ti querido Nico!! Alguna vez te fotografiaste desnud@? Lo harías? Artísticamente me refiero! Ay ajá", anotó el también modelo en la descripción de la imagen.

La fotografía causó sensación entre parte de sus casi 11 millones de seguidores en Instagram quienes además de regalarle poco más de 370 mil 'me gusta' escribieron todo tipo de piropos.

"Papasitoooo, Dios te guarde y me de la llave", "Hasta el autocorrector se sabe tu nombre al derecho y al revés", "Foto completa, por favor", "No puedo con tu belleza", "Dios griego", "Que hermosos brazos" y otros más en los que hasta matrimonio le pidieron aparecieron en el hilo de comentarios.

Claro que la reacción más esperada era la de Angelique Boyer, quien no tardó en aparece en la cima de los mensajes con la expresión: "Uff, qué recuerdo", junto a una serie de emojis en forma de fuego, publicación que causó revuelo entre los seguidores del argentino.

Fernanda Castillo, amiga entrañable de la pareja, también se manifestó con una serie de emojis, unos de carita de sorpresa y otro más de fuego seguidos por la misma publicación de Verónica Jaspeado y Grettell Valdez quien prefirió poner un mono tapándose los ojos.