Tras bajar 18 kilos, Romina Marcos confiesa entre lágrimas: “Era más feliz cuando estaba gordita”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz compartió con sus seguidores que desde su pérdida de peso ha estado más estresada por conservar su talla que pendiente de su salud

Las redes sociales de Romina Marcos se han convertido en un libro abierto sobre la transformación física a la que se sometió hace casi un año, en la que, a base de un plan de alimentación, ejercicio y asesoría psicológica, logró bajar poco más de 18 kilos.

La pérdida de peso ha dejado en la hija de Niurka Marcos un combo de sentimientos encontrados, pues, aunque en diferentes ocasiones ha compartido, orgullosa, los resultados de su disciplina, en esta ocasión se quebró ante sus más de 400 mil seguidores en Instagram al confesar que desde entonces está más preocupada por seguir estando delgada y en los juicios que se hacen alrededor de su figura.

“Estoy en 59 kilos, que la neta estoy súper bien y me siento súper bien pero todavía hay dentro de mí una cosa como de 'tienes que bajar, tienes que bajar' porque para ser actriz, para estar en una serie o en cualquier cosa de mi trabajo todavía no estoy lo suficientemente flaca”, dijo entre lágrimas.

Confesó que está en un punto en el que la opinión la tiene estresada, confundida y alejada del que debería ser su único objetivo, su salud y reconoció que el cumplir expectativas ajenas la han hecho anhelar la estabilidad que tenía con su anterior apariencia.

"Independientemente de cuánto pese, lo importante es estar sana. A veces me pongo a pensar y esto sonará muy gracioso, pero era más feliz cuando estaba gordita. Uno pensaría que baja de peso y se solucionan muchas cosas en la vida y la verdad es que no, ahora, siento muchas presiones todo el tiempo por bajar y por lo que diga la gente”.

Con la voz entrecortada, aceptó que con el cuerpo de antes también tuvo episodios de inconformidad, pero jamás se asemejó a los sentimientos que está experimentando ahora, los cuales atribuyó a la presión impuesta por sus ganas de encajar y sobresalir en su carrera como actriz.

Romina Marcos dijo que es consciente en que debe trabajar en encontrar un equilibrio entre lo que le hace bien física y emocionalmente. Agradeció las muestras de cariño que recibió durante la transmisión del video que tituló 'Mi realidad' y describió con la frase "Ser flaca no te hace feliz".

"Voy a tratar de fluir con la vida y escuchar a mí cuerpo y hacer lo que me pida, comer bien, hacer ejercicio", dijo minutos antes de mostrar su vientre y aconsejar a quienes estén pasando por un proceso similar fijarse objetivos propios y olvidarse de la opinión pública.