Wendolee por fin carga a su bebé pese a su grave estado de salud: ‘Sigue intubada y con ventilador’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante detalló que esperó ese momento todo su embarazo y los días siguientes que Hannah estuvo en terapia intensiva

Wendolee ha vivido momentos de angustia desde el pasado 7 de enero cuando nació su hija Hannah tras 28 horas en labor de parto que terminaron en una cesárea de emergencia y con la recién nacida en terapia intensiva. Desde el nacimiento de la bebé, la cantante no pudo cargarla por su delicado estado de salud y ahora por fin logró hacerlo.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la también actriz compartió la tierna fotografía en la que por primera vez aparece sosteniendo entre sus brazos a la pequeña, quien aunque ha mostrado mejoría, sigue muy grave.

Por primera vez cargando a mi Hannah Lovehill, estuve esperando este momento 9 meses más 10 días”, destacó la artista, quien ha pedido a sus seguidores que se unan en oraciones para que su bebé salga adelante y logre vencer esta batalla.

Wendolee también aprovechó su publicación para agradecer tanto al equipo médico como a todas las personas que han rezado por la salud de su hija Hannah, quien detalló sigue intubado, pero con un panorama alentador.

“Gracias Dios, gracias a los doctores y a todas las oraciones de la gente que nos quiere. Hannah está mejorando, aunque sigue intubada y con ventilador, pero confío en que pronto podremos irnos a casa. Gracias por sus oraciones, Dios los bendiga siempre”, destacó.

Hace unos días, Wendolee Ayala reveló mediante su perfil personal que los médicos estaban haciendo todo lo posible por salvar a su pequeña y que estaba segura que Dios estaba escuchando sus súplicas para que permitiera vivir a su bebé.

Mi niña sigue delicada, estamos intentando un procedimiento que se llama ECMO, que básicamente es una máquina que oxigena la sangre a través de las aortas de los bebés, que fue la cirugía que tuvo el domingo en la noche. Hasta ahorita está funcionando la máquina bien… Este proceso es de días, lo tienen que ir retirando poco a poco, porque son procedimientos delicados y estamos apenas en el 80%, su cuerpo está haciendo el 20%, está muy delicada a cosa. Los doctores nos piden que tengamos paciencia, pero que no nos confiemos, porque en cualquier momento pueden cambiar las situaciones por la gravedad de Hannah”, comentó.