Dulce María formó parte de Jeans en su adolescencia

Especial

Dulce María recuerda su primera borrachera con ‘las Jeans’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Antes de ganar fama internacional con RBD, Dulce María fue parte de la alineación de Jeans, hoy JNS

La actriz y cantautora Dulce María ha sido parte del medio del espectáculo desde que tenía 5 años, cuando incursionó en la telenovela ‘El vuelo del águila’ dando vida a la pequeña Delfina, tiempo después se integró a K.I.D.S. grupo musical infantil donde al lado de Sherlyn le cantaba a los días de escuela, a las travesuras y al primer amor 'de manita sudada'.

Cuando llegó a su adolescencia y luego del final de K.I.D.S., Dulce llegó a Jeans luego de la salida de Angie Taddei del grupo con el que grabó uno de los álbumes más exitosos del concepto: ‘Cuarto para las 4’.

Para la producción y grabación de este trabajo, ‘Candy bebé’ –como le decían sus compañeras en aquel 2001- viajó a diversas ciudades europeas con el resto de las chicas de Jeans: Karla Díaz, Regina Murguía y Paty Sirvent, viaje en el que vivió su primera ‘noche loca’ y en el que hasta experimentó el terror de lo paranormal.

Sobre esa etapa que sentó las bases para su carrera como musical, la intérprete de ‘No sé llorar’ cuenta en exclusiva para Las Estrellas:

Bueno, para empezar yo nunca había viajado en avión tanto tiempo, lo máximo fue creo a Los Ángeles y de 3, 4 horas; yo decía, ‘bueno qué voy a hacer más de 10 horas en un avión’, pero me fui bien. Llegamos a París y me acuerdo que me tocó la primera noche dormir con Karlita y obviamente nos dormimos una hora porque aparte nos tocó un hotel que por un lado veías la Torre Eiffel y por el otro estaba un cementerio, entonces habrías la ventana y estaba el cementerio y entonces nomás nos asomábamos y gritábamos y no nos dormíamos, pero fue muy bonito ver la Torre Eiffel y todo eso, fue como mi regalo de XV años, luego fuimos a Roma, que me acuerdo en un lugar increíble a las afueras de Roma y fuimos a un lugar así como caserito a comer pizzas y pasta deliciosa, fuimos a Venecia, fuimos a Florencia y a Pisa, todo eso fue a coche en un mismo día, luego dormimos en Milán y ya después nos fuimos a Madrid que fue donde grabé el disco, para mí fue un momento muy importante porque había grabado el disco de K.I.D.S. pero nunca había escuchado mi voz sola en el radio o ya un video como más grande porque en K.I.D.S todos íbamos como uniformados de chiquitos, entonces para mí era una etapa bien importante y ahí grabamos el disco en un lugar que se llamaba Majadahonda’, cuenta nostálgica.

Al terminar la grabación, las chicas decidieron celebrar sus nuevas canciones brindando por el éxito de Jeans, pero a Dulce 'se le pasaron las cucharadas':

Estuvo muy chistoso porque aparte brindamos cuando acabamos de grabar el disco, terminamos de grabarlo e hicimos una pijamada en el cuarto y yo era malísima tomando, bueno más bien nunca había tomado y abrimos una botella de vino y yo tomé muchísimo vino tinto y me puse pero mal y al día siguiente nos regresábamos a México y yo estaba fatal, y ya nadie sabía qué hacer conmigo porque yo me tenía que subir al avión y yo estaba muy mal’, recuerda.

Los papás (de Paty) ya no sabían qué hacer, imagínate, todas eran niñas bien portadas y dijeron ‘Y ésta, ¿qué hacemos con ella?’, pero más bien me había sentido mal, me había caído mal, ¡yo no tomaba! Pero la verdad es que compartí cosas muy bonitas con ellas, construimos muchas cosas, casi todo el viaje me tocó con Regina, hicimos una muy bonita relación, ella era como muy ‘honestota’, muy directa, y eso nos ayudaba mucho a nuestra relación, la verdad es que la pasé muy bien’.

Han pasado 18 años desde su paso por Jeans, y ante el actual regreso del grupo hoy conocido como JNS, Dulce María tiene puras cosas buenas que decir:

Creo que han hecho un gran trabajo, un gran esfuerzo, las cuatro tienen la mejor actitud, o sea, de la entrega que le están poniendo a su proyecto porque yo creo que lo están haciendo increíble y se lo merecen porque desde chiquititas están ahí y aparte las 4 son muy congruentes con lo que han hecho, con lo que quieren, con su look, con todo y eso me parece increíble, súper aplaudible y me da mucha emoción’, confiesa.

Y aunque sabe que el éxito de JNS es parte de un movimiento mundial que evoca con nostalgia épocas pasadas, también sabe que el trabajo en equipo es la clave para un proyecto exitoso.

Su éxito es obviamente, uno, la nostalgia, que es ahorita algo que está muy cañón, es algo que valoramos porque ahorita todo…había canciones de amor, eran otros tiempos y eso lo extrañamos, o sea en general es algo que extrañamos y es algo que revivimos con mucha emoción, por otro lado creo que también el management tiene todo que ver y lo están haciendo increíble con ellas y con otros proyectos, pero también tiene que ver la actitud y la entrega que tú le pongas, ¿no?’