“Nunca fui la típica artista": La historia de Jenni Rivera, la mujer que jamás se rindió y hoy cumpliría 50 años

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Estas son las frases con las que Jenni Rivera describió su propia vida.

Jenni Rivera, quien murió el 9 de diciembre de 2012 cuando la aeronave en la que viajaba se desplomó, hubiera cumplido 50 años el 2 de julio de 2019.

Esa noche de diciembre, la cantante regresaba de ofrecer su último concierto en el Auditorio Monterrey, el cual fans habían abarrotado para escuchar en vivo los desgarradores temas de su más reciente disco, La misma gran señora.

Horas antes de subirse a la avioneta, y como si fuera una despedida anticipada, Jenni agradeció a la prensa y expresó su felicidad por los aplausos de la gente. Destacó que se sentía bendecida por los logros obtenidos a lo largo de su carrera.

La llamada 'Gran Señora' salió del recinto para dirigirse de Nuevo León al Estado de México. Nunca más fue vista con vida.

Jenni, al igual que Selena Quintanilla, continuó siendo un fenómeno musical tras su deceso. Desde su muerte hasta la fecha, se han vendido más de 10 millones de sus discos y ha sido catalogada por medios internacionales como The New York Times como una de las figuras femeninas más importantes en la historia del regional mexicano.

En un inicio, Dolores Janney –quien nació en Long Beach, California, y fue la tercera de los seis hijos del matrimonio entre Rosita y Pedro Rivera– no quería ser cantante.

“Mi papá deseaba con todo su corazón que su hija fuera cantante, pero no era lo que yo quería. Yo decía, ‘No, papi, yo voy a estudiar, voy a ser abogada, maestra, enfermera”, recordó en una entrevista con Susana Heredia en 2011.

El destino de Jenni Rivera cambió poco tiempo después de que se separó del padre de sus hijos. “Empecé a salir con mis amigas. Un día con unos tequilas me retaron a subir al escenario a cantar en un salón de baile”.

Después de esta experiencia, comenzó a grabar canciones gracias al acceso que tenía su papá con disqueras y músicos.

“Por chiripada dije, ‘Le voy a grabar un disco a mi papi y regalárselo para su cumple, en 1993. Y pasaron así los años y cada año le iba regalando otro y otro disco”.

En el 2000 se dio cuenta que quería cantar de manera profesional. Su talento, sumado a su crianza –en la que sus padres la hicieron hablar español en casa– y su actitud valiente, hizo que en 12 años de carrera dejara un legado innolvidable en la música regional mexicana.

“Soy una mujer mexicana que tuvo la dicha de nacer en los Estados Unidos, porque gracias a Dios mis padres me inculcaron no solamente lo que son mis raíces como el idioma sino la cultura y nuestra música, es por ello que creo que represento a la típica mujer mexicana”, dijo a Gustavo Adolfo Infante en 2012.

Jenni no tuvo una adolescencia como muchas de sus amigas de la preparatoria, ya que a los 15 años se embarazó.

“En aquel tiempo, cuando yo salí embarazada, era una niña de excelentes calificaciones, de casa, lavaba y planchaba la ropa de todos mis hermanos, a la que le enseñaban a cocinar. Salgo con esto y fue como una gran decepción para mi madre y una gran tristeza para mi papá”, recordó.

Lo anterior no impidió que siguiera con sus estudios, pese a que su pareja y padre de su hija, José Trinidad Marín, no veía bien que se superara de esta manera. Se graduó como licenciada en administración en bienes raíces cuando Chiquis Rivera tenía dos años.

La pareja tendría dos hijos más, Jacqueline y Trinidad Angelo.

Mira cómo ha recordado Chiquis a Jenni a través de los años:

Con el tiempo, se desilusionó de su primer amor. Sin embargo, los padres de Jenni creían que debería permanecer con José Trinidad Marín. Poco sospechaban que su hija sufría violencia doméstica.

“No me sé dejar, por eso cuando estaba con él, me quería dar un trancazo (golpe) y yo le daba con la sartén o le daba con el alambre de la conexión de la plancha y yo ganaba. Sí sufrí violencia doméstica, pero él también, porque fui incapaz de dejarme”, platicó a Infante.

En 1997, cinco años después de separarse, Rivera se enteró que Marín había abusado sexualmente de su hermana Rosie, así como de sus hijas, Chiquis, cuando tenía tres años y a Jacquie a los pocos meses de su nacimiento.

“Quería matarlo, agarrarlo a batazos porque no tenía pistola, pero estaba esperando a Jenicka (hija de su segundo matrimonio), entonces eso fue lo que me detuvo. No me quedó de otra más que aguantarme”, reveló a Heredia.

Luego de que Rivera le reclamó, él se desapareció por nueve años. Durante ese tiempo, Jenni estuvo estudiando a las personas que abusan sexualmente de niños.

“Pensé que teníamos que ser un ejemplo para un tema que es tan tabú, que no se toca entre la gente latina, especialmente en los mexicanos”, expresó la intérprete.

Aunque la disquera con la que tenía un contrato no quería que se diera a conocer esta historia, para Jenni fue la mejor manera de acercarse a sus fans, quienes le informaron dónde lo podía encontrar.

“Lo arrestaron y empezó ahí por un año completo lo que era el juicio en su contra. Fue muy difícil, porque mis hijas lo ven, sobre todo para Chiquis que testificó y en 2007 lo encontraron culpable. Para el Día de la Madre y del Padre mi regalo fue que lo sentenciaron por 31 años en la cárcel”, comentó Jenni.

En 2010, la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica de Estados Unidos la nombró portavoz oficial en su campaña contra la violencia intrafamiliar y el abuso sexual.

“Nunca fui la típica artista": La historia de Jenni Rivera, la mujer que jamás se rindió y hoy hubiera cumplido 50 añosTras una infidelidad por parte de Juan López, su segundo esposo, Rivera enfrentó otro divorcio. Durante su matrimonio de cinco años, la pareja tuvo dos hijos, Jenicka y Johnny.

Simultáneamente, su carrera iba en ascenso. Con el disco Déjate amar, del que se desprendió el tema “Mi querida socia”, ocupó los primeros lugares de popularidad en tiempo récord.

En 2002, cuando logró sus primeras nominaciones al Grammy Latino y a los Premios Billboard por su material Se las voy a dar a otro, que se agotó el mismo día de su lanzamiento. “De contrabando” fue el tema que la consolidó en México.

Ya con un alto grado de aceptación, en 2005 lanzó Parrandera, rebelde y atrevida, que la mantiene como una de las principales exponentes en su género, lo que la llevó a obtener diversas nominaciones en los Premios Latin Billboard, así como el seudónimo de “La Diva de la Banda”.

En 2009 salió a la luz La Gran Señora, álbum con el que realizó un tour que incluyó los escenarios más importantes de Estados Unidos como el Nokia Theatre, de Los Ángeles y el Madison Square Garden, de Nueva York. Ese mismo año colaboró con el cantante Ricky Martín en el sencillo "Lo mejor de mi vida eres tú".

También en ese mismo año fue detenida en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por no declarar 50 mil dólares en efectivo, cinco veces más de la cantidad autorizada para transportar en los viajes a Estados Unidos.

En enero de 2010, se comprometió con el beisbolista Esteban Loaiza. Su matrimonio se llevó a cabo en septiembre de ese mismo año. Sin embargo, en 2012, la pareja se separaró en medio de rumores de que Loaiza le había sido infel a Jenni con su hija Chiquis. La propia cantante desmintió tal información al asegurar que fue por “diferencias irreconciliables”.

"Las cosas que sucedieron fueron atrocidades que me encontré, (y eso) fue suficiente para que diga: 'No puedo, no acepto'. Las cosas no son como se dicen en televisión", comentó en su programa de radio que transmitía por Internet.

“Yo quisiera no haberme casado con él, no porque he sufrido, sino porque ahora veo que siempre fue un error. Sé que es fuerte, pero es la realidad. Soy una mujer que aguanta vara, pero si decido no estar en la relación, es que simplemente no siento amor”, dijo.

Tras alcanzar la cúspide de su carrera –gracias al disco Joyas Prestadas, el cual lanzó en versión balada y regional– Jenni tuvo que detener la promoción de su disco debido a que se le detecto un tumor benigno en un seno, lo que la mantuvo alejada de los escenarios hasta inicios de 2012.

“Esos días fueron realmente tormentosos. Sentí mucho miedo porque, aunque me hacía la fuerte y dijera que todo iba a estar bien, siempre hay algo muy adentro que está en duda. Pensaba en mis hijos, en mi mamá y hasta en muchos de mis fans que dicen que me necesitan. Hablaba con Dios y le decía: ‘¿Neta? ¿Así voy a terminar?’. Pero Dios trabaja de maneras muy misteriosas”, dijo al diario La Opinión en septiembre de ese año.

Su regreso se dio el 13 de marzo de 2012, en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris", en México, donde presento el álbum Joyas prestadas Pop Deluxe, del que se desprendieron éxitos como “A cambio de qué”, “Lo siento mi amor”, “Detrás de mi ventana”, “Que ganas de no verte nunca más”, entre otros.

En ese mismo año aceptó participar en la segunda temporada del reality musical La Voz... México como coach al lado de Paulina Rubio, Beto Cuevas y Miguel Bosé. La cantante no terminó las grabaciones debido a su inesperado deceso.

Ese día, 'La Diva de la Banda' viajaba con seis personas más: el publirrelacionista Arturo Rivera Ruiz, el maquillista Jacob Yebale, el peinador Armando Sánchez, así como su abogado Mario Macías Pacheco y los pilotos Miguel Pérez Soto y Alessandro Torres Álvarez. Todos perdieron la vida.

Los restos del Lear Jet 25 con matrícula N345 MC cayeron en el Ejido de El Tejocote, en Iturbide Nuevo León, luego que el radar del avión dejó de tener contacto a las 4 a.m. de aquel día. Un campesino avisó a las autoridades y 12 horas después localizaron los cuerpos, según anunció el entonces titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

En diciembre de 2014, las autoridades mexicanas cerraron la investigación de los hechos, ya que los resultados del accidente aéreo no eran concluyentes al ser incapaces de determinar la causa exacta.

Cinco años después de la tragedia, Vance Owen, representante de las víctimas en este suceso, reveló que una pieza fue la causante de este accidente.

“Un tornillo que controla el elevador, que es como un volante del avión (que causa que suba y baje), tuvo un problema”, explicó el abogado durante la entrevista que brindó a LMShow.

Owen comentó que después de este estudio, los especialistas consideraron que debido a esa falla, el avión perdió el control provocando que se fuera directo al suelo. “No encontraron ninguna pólvora ni ningún elemento químico que dictara que fuese una explosión”, aclaró.

Este descubrimiento, explicó el abogado, fue hecho por los investigadores de la Agencia Federal de Aviación de EU (FAA) en colaboración con la Dirección General de Aviación Civil mexicana.

Esta información tiraría la hipótesis que señalaba un atentado en contra de la cantante, rumor que la misma Rosie despejó en octubre de 2017.

“No había bombas, no había balas. Por lo menos con eso tenemos paz”, dijo a People en Español.

Este 2 de julio, para celebrar el que hubiera sido su cumpleaños número 50, la familia Rivera lanzó una canción inédita llamada “Aparentemente bien”, la cual encontró su hermano Juan de forma casual y que formará parte de una producción en una nueva casa discográfica.

Meses antes de su muerte, Jenni quería ser recordada como “alguien que había salido prácticamente de la nada”.

“Quiero que digan: ‘Es una mujer igual a nosotras, que nos cantó y triunfó’. Porque soy igual a mi gente. Soy igual de imperfecta que mi público, por eso es que he cometido tantos errores siendo artista. Cometo los errores que comete una mujer normal, pero yo los hago a la luz pública porque soy transparente y trato de ser honesta con ellos”, dijo al diario La Opinión en septiembre de 2012.