Ver video

‘La gente iba a la iglesia a buscar a Juan de la Cruz’: César Évora sobre El privilegio de Amar

facebook

twitter

whatsapp

Email

En entrevista exclusiva, el actor narró cuando Televisa recibió una carta del Episcopado Mexicano para conocer más sobre su personaje, un sacerdote

El primer actor César Évora recuerda con mucho cariño su personaje de ‘Juan de la Cruz’ en la telenovela El privilegio de amar , historia que lo llevó a ser una de las personalidades más recordadas en las telenovelas.

En entrevista exclusiva para Las Estrellas, el histrión compartió que previo al lanzamiento de este melodrama en 1998, la productora Carla Estrada se acercó con él para manifestarle su interés por incluir a la religión en esta historia.

“Recuerdo que en la otra televisora sacaron una telenovela de un sacerdote que se enamoraba y hubo una reacción violenta de grupos aquí en México que la sacaron del aire y nosotros empezábamos, incluso recuerdo que uno de los promotores de este movimiento y linchamiento dijo: ‘si Televisa va a tener un cura que se enamora, también la vamos a sacar del aire esa novela'”, revivió.

Ante la situación que se estaba viviendo previo a esta producción, el actor decidió a asumir el riesgo y seguir adelante con este proyecto.

“Carlita me lo transmite y le dije tranquila, no tiene nada que ver con la otra novela, ni el personaje tiene esas circunstancias, es una novela completamente distinta, no va a pasar eso y así fue”, comentó.

Fue así como en 1998 llegaría a la pantalla de Las Estrellas la telenovela El privilegio de amar con las actuaciones estelares de Adela Noriega, Helena Rojo, Andrés García, René Strickler y César Évora.

De esta forma, el actor le dio vida al seminarista ‘Juan de la Cruz’, quien llega de visita a casa de su madre ‘Ana Joaquina’ (Marga López), donde trabaja ‘Luciana’ (Helena Rojo), una mujer soñadora que se enamora del caballero.

Una noche, ‘Luciana’ y ‘Juan de la Cruz’ se dejan llevar por la flama de la pasión y al enterarse la dueña de la casa corre a la empleada, quien ya estaba embarazada. De esta forma comienza esta trama que se convirtió en un gran éxito televisivo.

Cada noche en el horario estelar, las familias mexicanas se reunían a ver este melodrama que logró que, con el paso de los capítulos, algunas personas decidieran acudir más a la iglesia, institución a la que le llamó la atención este fenómeno y que incluso decidió manifestárselo a la la televisora.

“Fue un fenómeno social que recuerdo con mucho agrado, como cuando me llamaron de las oficinas de Televisa para enseñarme una carta del episcopado de México y la carta decía que le pedían a Televisa, por favor, escenas de un sacerdote que estaba apareciendo en pantalla, que se llamaba ‘Juan de la Cruz’ y que la gente estaba yendo a la iglesia buscando a ese sacerdote, entonces fue el mejor halago que pude recibir por ese personaje, porque se quedó en el corazón del público”, aseguró.

Tanto fue el impacto de este personaje, que a César Évora lo relacionaban con una figura eclesiástica, sabiendo que era actor. “La gente en la calle me pedía la bendición (…) incluso hombres me pedían permiso para besar mi mano (como comúnmente se le hace a un sacerdote como muestra de respeto)”, relató.

Sobre cómo fue trabajar con Adela Noriega, quien se encuentra alejada de los reflectores, comentó que recuerda a una joven talentosa. "Es muy buena actriz, con unos dotes muy particulares, muy fuertes fue un gusto enorme hacer de su padre en esta novela", concluyó.

Actualmente, César Évora interpreta a ‘Nelson’ en la telenovela Te doy la vida que se transmite de lunes a viernes por Las Estrellas a las 6:30 p.m.