Gomita confiesa lo más difícil que vivió en televisión y lo duro que fue dejar Sabadazo

facebook

twitter

whatsapp

Email

En exclusiva, la conductora detalló si en algún momento se le subió la fama

Gomita catapultó su carrera gracias al programa 'Sabadazo', donde compartió créditos con Cecilia Galliano y Laura G; sin embargo, pocos recuerdan que la primera aparición de la expayasita fue en el programa 'TV de Noche'. En exclusiva con Las Estrellas, la conductora relató cómo recibió su primera gran oportunidad en televisión.

“Estábamos en un circo y le pusieron el circo de Lapizito y Gomita, ahí un chavo nos vo trabajar y nos dijo: 'está increíble el show, quiero que vayan para televisión', así que nosotros pensamos: ‘chorero, tú crees que nos va a llevar a tele’. Pero después sí nos dieron un llamado y llegamos a TV de Noche. Duramos ahí como seis meses y en una de esas le dijeron a mi hermanito Lapizito: ‘estás increíble para un programa que se llama Sabadazo’. El programa apenas iba a salir, habían ido a hacer promoción a TV de Noche y ahí es donde compartimos nuestro demo. Les gustó, nos llevaron a Sabadazo a hacer una rutina de cinco minutos y de ahí para adelante”, declaró.

Su llegada al programa matutino fue un sueño hecho realidad para Araceli Ordaz (nombre real de Gomita) quien a partir de entonces se consolidó como conductora. “A mí me costó mucho trabajo que me dieran la oportunidad en conducción, pero ha sido la mejor oportunidad de mi vida”, expresó.

Sin embargo, enfrentó fuertes obstáculos durante esa etapa de su vida, por los cuales acepta que en diversas ocasiones estuvo a punto de renunciar porque ya no aguantaba la presión y el bullying.

“Quitarme estos tabúes o sombras encima que la gente veía en mí me costó mucho trabajo, además de ver el crecimiento de una niña a mujer (…) Lo más complicado fue la aceptación, y no mía, sino de la demás gente, pero al final de cuentas me valió, y eso fue lo que me hizo aguantar muchos años ahí”, puntualizó.

Gomita nunca se dio por vencida, ya que siempre supo que su pasión era entretener al público. “Yo decía esta es mi felicidad, esto es lo que yo quiero para mí y fue muy difícil que la gente lo aceptara porque no me respetaban”, indicó.

E l fin de Sabadazo , en 2016, fue un duro golpe para la presentadora, quien acepta que a pesar de las malas experiencias que vivió en la emisión, fue doloroso que un proyecto que le dio mucho en el ámbito profesional llegara a su fin.

“Mucha tristeza, literal yo lloré. El día que me marca mi jefe y me da la noticia ‘Gomita tal día es el último programa’, se me quebró la voz por completo, lloré demasiado porque me encariñé, porque éramos una familia al final de cuentas como cualquier otra con o sin problemas, pero éramos una familia”.

“Sí me dolió, me dolió mucho porque fue algo que disfruté mucho pero al final también fue un alivio, dije 'ya llegué al final'. Les juro que eso era como la maratón, era llegar a la meta y lo logré, porque yo dije que no me iría hasta que eso se acabara. Esa era mi mentalidad en ese programa: 'tengo que llegar hasta que se acabe'. Al final pensé: 'me van a dar un Ariel o un Oscar’, esa fue mi más grande motivación”, sentenció a Las Estrellas.

Después de ese proyecto, Gomita ya era conocida en México y Estados Unidos como conductora. Ante el crecimiento de su fama, la ahora youtuber revela si en algún momento llegó a perder el piso.

“No, porque hasta la fecha me ha costado mucho trabajo mantenerme y porque he aprendido mucho en mi casa, sobre todo por mi abuelo, quien siempre me dijo que la humildad era lo que me abría las puertas de cualquier trabajo (…) No me creo ni la Gomita, ni soy la Araceli de un canal de YouTube; simplemente me creo un ser humano que tiene esta facilidad de hablar frente a una cámara, me creo que soy una chava que tiene muchos ovarios para poder hacer lo que me plazca y que me haga muy feliz”, concluyó.