Conoce más sobre la enfermedad por la que varias famosas se han quitado los implantes de senos

facebook

twitter

whatsapp

Email

Michelle Renaud, Thalí García y recientemente Carmen Aub han sido algunas actrices que han decidido revertir sus cirugías estéticas

Las cirugías plásticas siempre han sido tema de debate, pues mientras existen aquellos que han encontrado en ellas una oportunidad para corregir o mejorar alguna parte de su cuerpo, la opinión de otros está más enfocada a la aceptación y el amor propio.

Sin embargo, aquellos que sí han decidido someterse a algún procedimiento quirúrgico con el tiempo pueden presentar un sentimiento de inconformidad, arrepentimiento o incluso complicaciones médicas.

Tal es el caso de actrices como Michelle Renaud y Thalí García, quienes tras experimentar síntomas relacionados con un padecimiento llamado Enfermedad por Implantes Mamarios, decidieron quitarse sus implantes de senos.

“Cuando cumplí casi 7 años con los implantes, empecé a tener síntomas raros en el cuerpo, algunos los tenía desde el principio pero se fueron intensificando, después de dejar de lactar vino el caos, mis síntomas eran acné severo, manchas blancas en la piel como de anemia, colitis aguda, mareos seguidos, resequedad en la piel, me daba un cansancio muy raro, como agotador que le atribuía a ser mamá, entre otros síntomas que llegué a pensar que eran normales”, confesó Michelle Renaud en su cuenta de Instagram a finales de enero de este año.

Por su parte, poco más de dos semanas después y motivada por el testimonio de Renaud, Thalí García, estrella de 'El Señor de los Cielos' también decidió revertir esta cirugía y una hora antes de entrar al quirófano, compartió un mensaje en su perfil social para dar a conocer su decisión.

Ahora, Carmen Aub, también reconocida por su trabajo en 'El Señor de los Cielos' reveló que después de 10 años con ellos, próximamente se someterá a la cirugía para removerlos, pues ha decidido poner su salud como prioridad y evitar los efectos adversos de esta enfermedad.

"La verdad es que por un momento no sabía si ponérmelas más pequeñas o quitármelos por completo, pero estuve investigando mucho y hay algo que se llama Breast Implant Illness, tiene muchísimas toxinas que nos hacen mal a nuestro cuerpo, a nuestras hormonas, hay muchos síntomas y decidí que me las voy a quitar", aseguró.

Para saber un poco más sobre esta enfermedad y conocer los riesgos que una operación estética de este tipo puede desatar, Las Estrellas contactó a un especialista en la materia para entender más sobre este padecimiento.

Víctor Pera , Médico Cirujano plástico y reconstructivo, explicó en exclusiva en qué consiste esta enfermedad que se deriva de la cirugía de aumento de busto: "Lo que pasa es que hay que entender que toda cirugía conlleva algunos riesgos, por supuesto que la de implantes mamarios es una cirugía que podría llegar a generar algunos efectos en las pacientes. Sin embargo, realmente no se ha establecido un vínculo directo entre la colocación de los implantes y los síntomas de la Enfermedad de Implantes Mamarios".

Otros de los síntomas que decenas de mujeres alrededor del mundo han confesado haber experimentado son: dolor en el pecho, caída del cabello, dolor de cabeza, escalofríos, fotosensibilidad y problemas del sueño, explica la BBC .

Medios internacionales como la BBC aseguran que todavía no es una enfermedad reconocida por la comunidad científica, ya que no tiene un diagnóstico oficial ni evidencia suficiente para respaldarla. Esto pese a que diversos malestares han sido reportados por mujeres que se han hecho esta cirugía, sin importar el material de los implantes colocados (silicona, solución salina, texturizados),

De acuerdo con un artículo publicado en la revista científica Plastic and Reconstructive Surgery, desde 1960 se ha reportado una relación entre enfermedades sistémicas, incluyendo las autoinmunes, y los implantes, por lo que se debería prestar una mayor atención a este padecimiento.

Otro problema relacionado con la escasez de información sobre la enfermedad es que, de acuerdo con la CNN , las mujeres tardan de cinco a siete años en desarrollar los síntomas antes mencionados, razón por la que todavía muchos cirujanos alrededor del mundo "ignoran que estos puedan ser el problema que esté causando la enfermedad".

No obstante, Pera reconoce que es una temática que está siendo investigada a nivel mundial por el gremio médico y científico, pues a pesar de que los síntomas descritos por algunas mujeres como fatiga crónica, mareos y malestar en general pueden corresponder a otros padecimientos, la ciencia está determinada a encontrar la raíz de estos reportes que han primado durante el periodo que estas mujeres tienen los implantes, pues al momento de removerlos, el dolor usualmente desaparece.

"Hoy que ya no tengo los implantes te puedo decir que me siento mucho mejor. Aunque mis implantes no estaban rotos, yo tenía silicón fuera del implante en el seno derecho, súper peligroso tener implantes. Me gustaría que este video lo pudieran ver niñas que están pensando en ponerse o mujeres que tienen, porque no hay nada más importante que la salud (...) . Soy creo la más plana que existe del planeta y estoy muy contenta con mi cuerpo, es un rollo de autoestima y madurez que vale la pena mejor trabajar en casa y no en el quirófano”, explicó en su momento Renaud.

Sin embargo, Pera recomienda acudir siempre con un cirujano plástico cerfiticado por la Asociacion Mexicana de Cirugia Plastica (AMCPER) antes de realizar cualquier procedimiento estético o reconstructivo, pues la salud y el bienestar del paciente debe ser lo primordial.