Conoce los síntomas más comunes del estrés postraumático

iStock

¿Qué es el estrés postraumático?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Si te asustas cuando suena la alerta sísmica o cada que se produce un sismo, podrías tener estrés postraumático

A un año del sismo del 19 de septiembre de 2017 y a 33 años del de 1985, el miedo sigue presente entre los mexicanos. Incluso, una encuesta realizada por el Consejo de la Ciudad de México en 2018 reveló que el 54% de los capitalinos aún sufren estrés postraumático, razón por la que te compartiremos las causas y los síntomas de este trastorno.

¿Qué es el estrés postraumático?
De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el síndrome de estrés postraumático es un tipo de trastorno de ansiedad, el cual surge después de experimentar un trauma emocional provocado por una lesión o amenaza de muerte.

El trastorno, que puede durar desde meses hasta años, genera sentimientos intensos como miedo, horror o vulnerabilidad.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Síntomas de intrusión

Pensamientos que interfieren con la vida diaria y van acompañados de una respuesta fisiológica fuerte.

  • Evasión o escape

Después de experimentar una amenaza, aparecen pensamientos de evasión, como pueden ser: evitar ir a los lugares donde ocurrió el trauma, disminución de interés por ciertas actividades y aplacamiento emocional.

  • Falta de sueño

La exaltación, falta de sueño, respuestas exageradas, irritabilidad y pérdida de la concentración aparecen en la persona.

¿Qué provoca el estrés postraumático?

  • Una agresión.
  • Accidentes automovilísticos.
  • Desastres naturales.
  • Terrorismo.
  • Guerra.
  • Delincuencia.
  • Violencia.
  • Agresión sexual.
  • Encarcelamiento.

Debes saber que casi todos atravesamos por algún tipo de trauma o tragedia, siendo el más común, el temor a un nuevo sismo, así que si tienes algunos de estos síntomas, te compartimos algunas recomendaciones:

  • Llora

Trata de liberar los sentimientos. Lo ideal es que te acerques a tus seres queridos y te desahogues.

  • Respira profundo

Abre el pecho, inhala y exhala. Realizar este ejercicio te tranquilizará.

  • Haz ejercicio

Brinca, corre o sacúdete, lo importante es que tus músculos se destensen.

Es importante que sepas que si los problemas persisten, será necesario que visites a un especialista.