María Amelia Aguilar

Instagram: @mariaameliaaguilar

¿Sabías que gritarle a los niños puede causarles daños emocionales irreparables?

facebook

twitter

whatsapp

Email

"Los gritos son como lanzas que se clavan en el corazón", explica María Amelia Aguilar, quien expone otros métodos de crianza

El estrés y la angustia de escuchar a sus padres gritándoles provoca que el cerebro de los niños se bloquee. Esto no solo hace que no aprendan, sino que además puede generarles un miedo irreparable.

Probablemente piensas que con alzarles las voz vas a recibir respeto y te verán como autoridad, pero la realidad es que solo estás demostrando que te desbordaste, que no te sabes controlar y solo vas a lograr que el cerebro del niño se bloquee, tú te enojes de más y se cree un ambiente tóxico.

Al igual que tú, los niños sienten ira, frustración y rabia cuando les gritan. Si tú reaccionas así, que eres adulto, imagínate cómo lo hace un niño, quien no entiende por qué le hablan así y su cerebro solo termina por desconectarse.

Recuerda: Lo único que vas a conseguir es que los gritos los alejan de ti emocionalmente y pierdas el respeto que te pudieran tener. Los gritos son como lanzas que se clavan en el corazón.

¿Qué pasa en las emociones de los niños cuando les gritan?

Cuando una persona grita se activa el miedo y se bloquea la zona de la amígdala en el cerebro, que es donde se regulan las emociones. Si la amígdala detecta un peligro se activan los químicos del miedo y el estrés y se entran los mecanismos de: huír, luchar o bloquearse. Cuando esto ocurre empieza a correr por la sangre el cortisol, la adrenalina y la dopamina, y el cuerpo se prepara para protegerse.

Se crean heridas emocionales y se generan recuerdos negativos en la memoria cerebral del niño. Pero, lo más grave es que va a crecer pensando que gritar está bien y lo va a reflejar en violencia hacia los demás, la cual será su manera de reaccionar con quienes los rodean.

¿Entonces cómo puedo educar a mis hijos pequeños?

En ambientes de paz y amor y donde haya roles bien establecidos de quiénes son los adultos. Tú no te puedes enganchar con un niño. Tienes que empatizar con lo que son...¡niños!

Si te enojas demasiado , respira 1000 veces si es necesario antes de gritarles a tus hijos y trabaja en tu inteligencia emocional antes de explotar y dañarlos a ellos. Son tus hijos, merecen ser tratados con amor y en un ambiente de no violencia.

#TelevisaTeAcompaña