El ejercicio es una de las actividades que previenen el riesgo de cáncer

iStock

Tips saludables para disminuir el riesgo de cáncer

facebook

twitter

whatsapp

Email

Mejorar nuestro estilo de vida es la clave para prevenir el cáncer

El cáncer es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo, cada año fallecen miles de personas, mientras que en el mundo viven aproximadamente 32 millones con esta enfermedad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 30% de los cánceres se pueden prevenir con un modo de vida sano. Es por esta razón que te compartiremos algunos tips saludables para disminuir el riesgo de contraer dicha enfermedad.

  • Cuida tu peso

De acuerdo con la American Cancer Society (ACS), mantener un peso saludable es importante para reducir el riesgo; el sobrepeso y la obesidad son factores para la generación de cáncer de mama, colon y recto.

  • Alimentación

Los malos hábitos en la alimentación provocan deterioro del organismo, por esa razón se deben de evitar las bebidas endulzadas y la comida chatarra.

  • Fumar

El consumo de tabaco está vinculado con al menos 15 tipos de cáncer, por eso es recomendable evitarlo. Recuerda que el humo ajeno también puede ser mortal para la salud.


  • Alcohol

De acuerdo con algunos estudios, el cáncer de mama está asociado con el alcohol, por eso la American Cancer Society recomienda limitar su consumo.

  • No exponerse al sol

Exponerse a los rayos ultravioletas sin protección es una de las causas del cáncer de piel, por lo que la recomendación es utilizar protector solar y ropa de manga larga para proteger la epidermis.

  • Ejercicio

El ejercicio no solo previene el cáncer, sino que la mayoría de las enfermedades. La recomendación de los expertos del World Cancer Research Fund es realizar entre 30 y 60 minutos diarios de actividad física.


  • Vacunas

La Organización Mundial de la Salud recomienda proteger a nuestro cuerpo con las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano y la Hepatitis B y C, esto ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de hígado y del cuello uterino.