Facebook: Brujas del mar

Ellas idearon el Paro Nacional de Mujeres del 9M

facebook

twitter

whatsapp

Email

#UnDíaSinMujeres fue una propuesta de la actriz y activista Vanessa Bauche que alcanzó popularidad nacional gracias a este colectivo de mujeres

Este 9 de marzo del 2020 se realizará el primer paro nacional de labores de mujeres en México, un momento histórico y que ha obtenido una gran respuesta, acogida y difusión gracias al colectivo feminista Las Brujas del mar, quienes lograron la unificación de l@s ciudadan@s ante la idea de que la violencia contra la mujer nos está rebasando.

La idea surgió de la actriz y activista Vanessa Bauche que lanzó la propuesta el pasado 21 de enero entre un grupo de mujeres llamado Mujeres de hierro, fundado por Lorena Villavicencio.

Tras exponer esta iniciativa, que ya se ha realizado desde el 2017 en 170 países alrededor del mundo, según información compartida por Bauche, Silvana Ornellas de Amor no es violencia A.C. la invitó a un chat donde había varios colectivos de mujeres para plantearles la idea de “desaparecer”, pues “si visibles no nos escuchan, pues ¿qué nos queda? Hacernos invisibles”.

“Queremos revelar el valor de la mujer en el día a día, cuánto aportamos en lo laboral, en lo económico al país, para que se den cuenta de que están ignorando al 52% de la población, porque la verdad es que las exigencias para mejorar las políticas públicas y para poner un alto a la violencia en todos los espacios ya tiene mucho tiempo, entonces a ver si con esto causa otro impacto”, comentó Arussi Unda, vocera del colectivo Las Brujas del mar en entrevista para Las Estrellas .

Este colectivo, originario de Veracruz, el estado número 1 en feminicidios en el país, realizó la imagen y lanzó la propuesta el 18 de febrero, justo el día del cumpleaños de Vanessa, donde obtuvo mayor visibilidad y difusión. De ahí se unieron cada vez más mujeres llamadas por su instinto de supervivencia, empatía y sororidad.

“Todas las mujeres en México hemos sufrido en mayor o menor medida de algún tipo de violencia machista. Se está logrando el despertar del poder femenino, una unión que hace mucho no veíamos, se está hablando del tema y eso en sí es una victoria”, mencionó Arussi ante lo que Vanessa denominó “el capítulo más importante que ha vivido México en materia de género”.

Este logro es más reconocido debido a que con pocas mujeres han conseguido hacer esto lo suficientemente grande para convertirlo en un movimiento a nivel nacional.

“El movimiento feminista aquí es pequeño, hay poquitos colectivos, la marcha más grande que ha habido en el Puerto de Veracruz ha sido de 130 personas, está muy tranquilo en comparación con la Ciudad de México que sí es una locura, las cosas están muy calientes, es por eso que no iremos, siento que si nos presentáramos en algún lugar habría tanto simpatizantes como gente aventándonos tomates. Nosotras somos muy relajadas en ese aspecto, no queremos problemas, aquí nos mandan a 3 patrullas y nos llevan a todas, somos bien poquitas, entonces militamos desde el autocuidado y nos ha resultado muy bien”, aseguró.

El 8 de marzo, el colectivo realizará la marcha en Veracruz como desde hace unos años se realiza, sólo que en esta ocasión se suma el compromiso a hacer pliegos petitorios correspondientes y seguir buscando espacios para continuar creciendo este despertar de consciencia colectivo sobre esta problemática.

“Hemos llegado a conciliar en mesas de trabajo con las autoridades en tema de prevención del delito, hicimos una mancuerna con el Instituto Veracruzano de la Mujer , hemos ayudado a muchísimas mujeres que son víctimas de violencia, se nos han abierto espacios para hacer eventos para impulsar la economía de las mujeres, nos han ofrecido ayuda para hacer talleres de defensa personal, entre otras actividades. Los colectivos somos autofinanciados, por eso la participación y el aporte de la ciudadanía siempre es importante para dar pasos firmes en esta lucha, tenemos algunos proyectos que están en pausa porque no tenemos recursos, pero toda esta exposición ayudará si la gente se suma”, cuenta Unda.

El colectivo ha contado ya con aportaciones de ilustradoras, diseñadoras, redactoras, activistas e incluso hombres como Ricky Barker, quien les regaló un filtro de Instagram.

“Yo creo que lo más importante es seguir tejiendo redes nacionales con otros colectivos y retroalimentarnos unas a las otras para seguir ideando maneras de equilibrar tantito las cosas y seguir ayudando a mujeres que lo necesitan. Una reportera española del diario El país nos dio la idea de hacer una red hispanohablante para poder consensar entre todas lo que hicieron y funcionó o no en su país, eso estaría increíble”.

Arussi asegura que lo que las ha impulsado a seguir ayudando a la causa es que: “Cuando ayudas a una mujer y sientes lo que es sacarla de un círculo de violencia y poder solucionar las cosas, es muy satisfactorio. Hay mujeres que no pueden ver una ruta de escape, entonces es como poderles abrir la puerta”.

¿QUIERES DISMINUIR CIFRAS? EMPECEMOS POR AQUÍ…

1. Tener valentía

“Las mujeres tenemos que ser más valientes, empezar a señalar a los agresores y pedir ayuda”.

2. Informarnos: Buscar focos rojos

“Tenemos que buscar información, educarnos todos a tomar en serio cualquier tipo de violencia, porque ésta siempre escala. O sea, un hombre no se levanta un día y dice: ‘ay, voy a matar a esta mujer’, hay violencias previas y muchas veces esos focos rojos son ignorados por todo el mundo, entonces, esos feminicidios pueden evitarse”.

“Nosotras hablamos muchísimo del tema de la violencia en la pareja en redes sociales y hemos recibido muchos mensajes de chicas que se dan cuenta de que están dentro de una relación de este tipo y se alejan de estos hombres. Esas son mini victorias, porque también el ciberactivismo existe y también es importante, porque la información es lo que destruye de una u otra forma el machismo”.

3. Entender que la violencia contra la mujer es general y nos puede pasar a todas

“Nosotras mismas, siendo feministas, nos ha tocado estar en reuniones y que las compañeras empiecen a hablar de sus malas experiencias en las relaciones con algún generador de violencia. Aún teniendo el conocimiento, te puedes ver involucrada. Todas nos retroalimentamos y compartimos nuestras experiencias personales para saber de qué hablar en la página, yo también he tenido relaciones horrendas, entonces ahora que ya tengo un conocimiento feminista he podido identificar que eso iba al fracaso, no había manera de que funcionara”.

4. Educación

Hablemos de masculinidades, De machos a hombres y Hombres necios, son algunos de los círculos que se están formando y yo creo que eso está muy bien, porque destruye de una u otra forma esa idea patriarcal de que las mujeres somos las que criamos y cuidamos. Desde el feminismo ya te da hueva eso de educar hombres y qué bueno que ellos se estén organizando para educarse entre ellos”, concluyó la activista.