¿Qué hacer si le caigo mal a mi suegra? Te damos algunos tips

Resuelve los conflictos con la madre de tu pareja y comienza a caerle bien con estos consejos
Por: Tania Caballero
Lead
iStock
Suegra
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Una de las relaciones interpersonales que más miedo puede causar cuando formalizamos una relación con alguien es la que mantenemos con nuestras suegras.

Aunque esta figura está muy estigmatizada cultural y socialmente, la realidad es que, si le caes mal a la mamá de tu pareja, sí puede hacerte pasar malos momentos o hasta causar conflictos en tu relación, pues quieras o no, es y siempre será una persona importante para tu pareja.

Para evitar entrar en situaciones complicadas o mantener una relación tormentosa con la progenitora de tu amor, ¡aquí te tenemos algunos consejos prácticos que te pueden ayudar!

1. Analiza por qué le caes mal y crea un plan con tu pareja

Cuando la relación con tu suegra no es la mejor, puede parecer el fin del mundo, pero no te preocupes, esta situación sí puede (y debe) cambiar, solo deberás crear una “estrategia de ataque” junto con tu pareja.

Para hacerlo, para hacerlo lo primero es decirle a tu pareja lo que está sucediendo y, con ésta, descubrir el motivo por el que esto sucede para, entonces, poder cambiarlo.

“Enfócate en tus sentimientos, utilizando declaraciones como: ‘Me siento dolida cuando tu madre…’ No ataques, pues piensa que si tu pareja atacara a us padres y los criticara, tú no te sentirías bien al respecto y adoptarías una posición defensiva”, menciona Yvonne K. Fulbright en ‘Psychology today’, retomado por la revista ‘Vogue’.

2. Crea empatía y simpatía

Álvaro Gordoa asegura en el canal de videos del ‘Colegio de Imagen pública’ que todo se basa en crear empatía (ponerte en su lugar) y simpatía (sentimiento mutuo de afecto) con tu suegra.

Sonríe mucho, esto crea empatía, amabilidad y seguridad. Habla mucho con tu pareja para conocerla, sobre qué le gusta, qué le enoja y cómo es su personalidad. Los padres buscan lo mejor para sus hijos y tenemos que estar dentro de los estándares que ellos perciben como lo mejor y qué mejor forma que tener interés en lo que le gusta a la otra persona.

Asimismo, en otro artículo se menciona que una de las razones por las que tu suegra puede actuar mal hacia ti, es porque siente que está perdiendo a su hij@, se siente desconectada de él o ella, o se siente reemplazada, lo que hace que se comporte de manera hostil.

3. Muestra respeto y formalidad

Gordoa asegura que ayuda mucho ser muy cordial, cortés y servicial. Acciones como levantar los platos de la mesa, cuidar la puntualidad, respetar los horarios, no estar todo el tiempo con el celular en la mano, no tomar cosas si no son tuyas antes de preguntar, hablarle de “usted” y no de “tú”, pueden hacer la diferencia.

Si con todo y todo, ella sigue siendo grosera contigo, no caigas en el juego ni te comportes igual que ella. Sé siempre respetuosa.

4. Llévale algún regalo

Los detalles son todo. Diversos medios y expertos coinciden en que llegar con flores o unas galletas para la sobremesa o un vino, es un excelente gesto.

Si es su cumpleaños, Navidad o está en el hospital, también envíale algún detallito.

Ten cortesías como invitarla a comer a ella y a tu suegro, pagar algunas cosas o invitarla a que conozca tu hogar.

5. Cuida tu imagen

Álvaro Gordoa apunta, también, que entre más tradicional sea tu look es mejor. Si estás acostumbrada a vestir algo estrafalario es mejor que bajes el tono para cuidar todo aquello que pueda crear prejuicios físicos como: piercings, ocultar tatuajes, no vestir muy escotado, etc.

Sabemos que puede ser difícil no ser "totalmente tú", pero es un pequeño sacrificio para llevar la fiesta en paz con tu suegra y que las cosas sean lo menos incómodas posibles.

6. Trata bien a tu pareja

Frente a ella, intenta tratar bien a tu pareja, pues la manera en la que lo se relacionen va a ser fundamental en la convivencia. Lo peor que puedes hacer, afirman expertos, es pelear con tu pareja frente a tu suegra, ¡así que aguas!

Sí, a veces puede parecer tedioso y una batalla perdida, pero quizás incorporando algunos de estos consejos logras ganarte el corazón de tu suegra y, con ello, hacer feliz a tu pareja, pues a nadie le gusta que dos personas tan importantes en su vida, se lleven de la patada. ¡Ánimo!