Ver video

La Usurpadora cuenta con efectos visuales utilizados en Hollywood

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Abraham Reyes Pérez, director de fotografía con especialidad en efectos visuales, habló sobre cómo se empleó la tecnología en la telenovela.

Cuando en 1998 se transmitió La Usurpadora con Gaby Spanic, parecía imposible ver que sus dos personajes pudieran tener algún contacto físico en escena, 21 años después, Televisa Studios apostó por la tecnología para estar al nivel de Hollywood en los efectos visuales y así llevar al público una historia con mayor calidad.

Abraham Reyes Pérez, director de fotografía con especialidad en efectos visuales, explicó en exclusiva a Las Estrellas cómo es que Fábrica de sueños logra reescribir la historia.

Uno de los momentos que más han llamado la atención en los avances de La Usurpadora, es cómo se logró llenar la plancha del Zócalo y grabar a la pareja presidencial en el palco más importante de Palacio Nacional.

El creativo explicó que se hizo un arduo trabajo de efectos visuales para crear esta escena y para ello se utilizó la técnica de fotogrametría, misma que se empleó en la película de Avengers.

“Lo que hicimos fue con un dron escaneamos toda la fachada de Palacio Nacional, creamos en 3D toda una geometría en la que proyectamos todas esas fotografías, terminamos con un acabado foto realista y lo que estamos viendo en realidad es una pantalla verde, eso lo hicimos con 3D, fotografía y composición digital”, explicó.

Reyes Pérez ejemplificó que en una de las escenas más importantes de Avengers, cuando Nueva York es atacada, a los personajes se les puede ver volando entre los edificios, esas tomas de los edificios se realizaron igualmente con la fotogrametría.

En el caso de La Usurpadora, que se grabó antes del mes de septiembre, la técnica se empleó en el Zócalo de la Ciudad de México para que público pueda apreciar la escena del Grito de la Independencia como lo hace cada año a través de la señal de Televisa.

Llenar la plancha del Zócalo era algo imposible, lo que se hizo fue proyectar fotogrametría real y las personas fueron creadas por computadora, entonces todas las personas que vemos en la plancha son en 3D”, detalló.

Es así como el presidente ‘Carlos Bernal’ (Andrés Palacios) y la supuesta Primera Dama ‘Paola Miranda’ (Sandra Echeverría) serán los encargados de protagonizar uno de los momentos más tradicionales en México, el grito de dolores en frente de los más de 60 mil asistentes que reportan cada año las autoridades.

Este efecto visual no es algo que se pueda crear de un momento a otro, ya que se requiere de mucha precisión para que puedan encajar cada una de las imágenes en movimiento.

Para lograr esta escena emblemática dentro de la trama, se tuvo que cuidar cada detalle y todo el proceso duró dos meses aproximadamente.

“Se requiere de mucha precisión, de muchos cálculos, de mucho cuidado técnico, sobre todo para no limitar a los directores en sus tiros, si el director quiere hacer una toma con una cámara por abajo, una cámara por arriba, nosotros tratamos de prevenir con todos los ángulos posibles para que ellos no tengan limitantes”, precisó.

<h2> PAOLA FRENTE A PAULINA </h2>

La Usurpadora, es el ejemplo perfecto de cómo Televisa se mantiene a la vanguardia en tecnología y todo comienza con su protagonista, Sandra Echeverría, quien da vida a ‘Paola’ y ‘Paulina’, y que, a diferencia de su predecesora, tendrá más interacciones con ella misma, como lo requiere la historia.

Para lograr que público pueda ver a las gemelas discutiendo, se utilizaron dos elementos, el primero fue una herramienta llamada Motion Control.

“La tecnología ha avanzado, ahora hay robots que se programan y replican el movimiento las veces que uno quiera, la otra parte es darle un plus creativo para crear un planteamiento escénico e interactúen y sea posible clonar a esta actriz para que tenga interacción con ella misma, por ejemplo, que existan abrazos”, detalló.

El creativo aseguró que en la década de 1990 esto era imposible y cuando Gaby Spanic tenía que tener una escena en la que aparecían juntas las gemelas, simplemente se grababan a parte las intervenciones viendo a una pantalla verde y posteriormente en edición se juntaban. Esto limitaba a la producción porque no había un contacto físico entre los personajes.

“Con una herramienta que se llama Motion Control, un robot, replica el movimiento de cámara para hacer las mismas tomas una y otra vez con el mismo encuadre para realizar la misma escena, una para grabar a Sandra como ‘Paola’ y la otra como ‘Paulina’”, especificó.

El segundo elemento principal con el que se apoyaron para crear este efecto visual fue el uso de una doble a quien digitalmente se le sustituyó su cuello y rostro por el de Sandra.

También utilizamos a una doble que es físicamente muy parecida a Sandra, su nombre es Carolina, ambas tenían marcas muy precisas para moverse y ejecutar las escenas. Ambas son muy buenas y entendieron rapidísimo la técnica de moverse en estos puntos, en estos planos focales, en estas distancias, hacer contactos, miradas en puntos muy precisos y eso nos ayudó muchísimo”, detalló.

Es así como podemos ver en el avance de La Usurpadora, cómo ‘Paola’ le habla a la cara a su hermana viéndola a los ojos, creando el efecto de que Sandra Echeverría tiene una gemela.

A nivel técnico, el creativo resumió que: “lo que se hace es trabajar con el cuerpo de Carolina y en ciertos puntos podemos sustituir el cuello y la cara de Sandra, entonces en muchas escenas, varias, es el cuerpo de Carolina cuando y el resto es de Sandra”.

Emocionado por los avances de su trabajo, adelantó que: “hay varias escenas donde ellas interactúan, llegan y se abrazan, se ponen la mano encima, se amenazan, hay mucha acción y es bastante interesante, porque se podría resolver de forma sencilla con una cámara fija como se hacía hace 20 años, pero ahora con las nuevas tecnologías se les da un plus, incluso gente que se dedica a esto se va a preguntar cómo se hizo”.

Esta técnica de clonar a una actriz es la segunda vez que se hace en México, la primera ocurrió en la telenovela Tres veces Ana, en la que Angelique Boyer dio vida a trillizas.

En una entrevista con este medio, Sandra Echeverría aseguró sentirse emocionada por trabajar con la más alta tecnología en México.

“Es un orgullo, porque cuando estoy trabajando con las gemelas me ponen una pelota de tenis, entonces yo tengo que gritarle y pelearme con la pelota, no es como que estoy viendo a alguien, eso no es fácil”, aseveró al ser cuestionada sobre cómo era su experiencia al realizar las escenas en donde ‘Paola’ y ‘Paulina’ se encuentran.

Abraham Reyes Pérez es un joven de 32 años egresado del CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica) que tiene un año trabajando como artista de composición en VFX y cinco años como director de fotografía y producción de efectos visuales.

“Es gratificante saber que lo que a uno le apasiona, lo puede llevar a explorar nuevos límites y terrenos del producto audiovisual, es muy padre reescribir la historia con nuevas tecnologías. Es un orgullo y agradezco de que confíen en gente como yo”, concluyó.

<h2> EL DATO CURIOSO </h2>

Televisa es un semillero de talento, ya que dentro de las filas en la división de Televisa Studios, hace dos años trabajó Fabián García, quien después de laborar por un tiempo, se mudó a Estados Unidos.

Este año, García fue uno de los 24 mexicanos que trabajó en la película de Sony Picures Spider-Man: Into the Spider-Verse, que ganó el Premio Oscar como Mejor Película Animada.