Anahí confiesa que le preocupan las cirugías de Kim Kardashian: “¿A dónde se le va a ir todo?”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante también habló abiertamente de la prótesis dental a la que se sometió en su adolescencia

Con el objetivo de estar cerca de sus admiradores, Anahí regresó al mundo del espectáculo a través del podcast ‘Están Ahí’, emisión en la que ha compartido algunos detalles de su segundo embarazo. Sin embargo, este nuevo proyecto también le ha permitido expresar su opinión acerca de algunos temas, como es el caso de los procedimientos estéticos y el exceso de cirugías de Kim Kardashian .

“Yo sí creo que si tienes algo que no te gusta, que te acompleja, que te hace sentir mal y que lo puedes solucionar, arreglar o mejorar por qué no, no tiene nada de malo”, compartió.

Pero a pesar de estar a favor de las prácticas estéticas, la cantante, de 36 años, lamentó que algunas jovencitas abusen de ellas. “También creo que sí tiene que haber límites porque de pronto te puedes pasar y ya después hay cositas que no te las pueden estar arreglando”, señaló.

Y hablando específicamente de Kim Kardashian , agregó: “Si no te gusta tu nariz y te ha causado un trauma toda la vida, opérate la nariz. Pero ahorita ya vemos que se trasforman el cuerpo y se ponen unas pompas tamaño ‘huge’”.

“Ahorita a lo mejor está de moda porque vemos a Kim Kardashian y decimos: ‘wow, yo quiero estar así’, pero ¿y luego? ¿A dónde se le va a ir todo eso, Dios mío? Yo tengo mucha preocupación por eso. ¿A dónde se le va a ir?”, puntualizó la exRBD.

Anahí, a favor de las cirugías estéticas

Durante la emisión, Anahí también habló abiertamente de sus cirugías estéticas y de la prótesis dental a la que se sometió a finales de los noventa, principios del año 2000.

“A mí, cuando estaba chavita, me dejaron unos dientes gigantones, que gracias a Dios, después me los arreglaron y me los dejaron divinos, chiquitos y todo. Pero sí, en aquella época estaba como súper trompuda y no era yo, eran las carillas (prótesis dental) y eso está horrible”, confesó.

Esta no es la primera vez que la exRebelde habla abiertamente de sus intervenciones estéticas. En abril, de 2011, ya había destapado que en su adolescencia se sometió a una rinoplastia, detallando que había sido por cuestiones de salud.

“Me di un retoque en la nariz, muy leve, ya que iba a sufrir (…) De chiquita recibí un golpe cuando me caí (…) Esta obstrucción (en la nariz) impedía que me llegara el oxígeno al cerebro y me dijeron que lo ideal era operar porque de lo contrario podía ser peligroso y en caso extremo, hasta un infarto podía sufrir”, precisó la estrella a la agencia de Noticias, Notimex.

Mientras que años después, a través de sus redes sociales, Anahí destapó algunos de los tratamientos estéticos no invasivos a los que se ha sometido, como por ejemplo el Plasma Rico en Plaquetas (RPR) , mejor conocido como Facial Vampiro.