Publicidad

Andrea Legarreta revela cómo tomó su mamá su compromiso con Erik Rubín

Andrea Legarreta confiesa que a su mamá no le gustó que saliera con Erik Rubín

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Las Estrellas

Con lágrimas en los ojos, la conductora contó que el cantante no fue del agrado de sus padres en un principio

Andrea Legarreta y Erik Rubín son uno de los matrimonios más sólidos del mundo del espectáculo, lo que pocos saben es que su noviazgo nunca fue del agrado de los padres de la conductora. Durante la sección del programa “Hoy”, “A corazón abierto”, fue ella quien reveló cómo tomó su mamá su compromiso con el cantante.

“Llevábamos tres meses de novios… Las 10 representaciones de la obra (Rent)… A mí me invitan a estar como parte de esta celebración, arriba en el escenario, y entonces, siempre uno de los chicos hablaba, Erik nunca quería hablar”, contó la conductora al recordar cómo fue que el integrante de Timbiriche le pidió matrimonio.

“Me da el anillo y yo lloraba y lloraba… Llegué a mi casa (…) y le enseño el anillo. Entonces… (me dijo mi mamá) ‘ya vete a dormir’”, relató con lágrimas en los ojos.

Publicidad

De acuerdo con la conductora, fue una sensación muy extraña y dolorosa, pues por un lado estaba feliz, pero por el otro estaba la tristeza de que su mamá no pudiera celebrarlo con ella.

“Me fui a dormir, hablaron conmigo… ’queremos que entiendas’, ya lo habían conocido… Erik me lo dijo: ‘¿te digo la verdad? Yo también estaría aterrado de que mi hija saliera con alguien como yo. Pero ya me van a conocer y me van a querer…”, añadió la presentadora.

Finalmente, Andrea Legarreta, con una gran sonrisa, narró cómo fue el día de su boda, señalando que desde que conoció al intérprete supo que era el amor de su vida.

Publicidad

“El día de mi boda, sin duda, ha sido uno de los días más felices de mi vida. Añoraba casarme feliz y enamorada, y me casé con el amor de mi vida. Estábamos rodeados de amigos que estaban felices por nosotros, todos vestidos de blanco, en la playa, en un lugar que adoramos como Acapulco… Sin duda fue un día maravilloso, mejor de lo que esperaba”, finalizó.