Publicidad

Andrea Legarreta relata cómo se enamoró de Erik Rubín

Andrea Legarreta narró cómo inició su historia de amor con Erik Rubín

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Las Estrellas

La conductora reveló que el cantante supo, desde antes de ser pareja, que ella sería la madre de sus hijos

Uno de los matrimonios más sólidos del espectáculo y sobre todo un ejemplo a seguir es el de Erik Rubín y Andrea Legarreta, quien ahora relató en el programa ‘Hoy’ cómo se enamoró del cantante.

En la sección ‘A corazón abierto’, la conductora detalló que su historia de amor fue muy peculiar, ya que ella se dio cuenta que el Timbiriche era especial cuando tuvieron un encuentro en una discoteca; incluso destacó que esa misma noche el artista confesó que ella sería la madre de sus hijos.

“Llegamos a una discoteca unos amigos y yo. Veo a Rafael Villafañe, uno de los mejores amigos de Erik y está con él. Me grita y me dice ‘Negra ven, siéntate aquí’. Me dice: ‘como ves que este wey dice que vas a ser la madre de sus hijos’. Entonces en el momento en el que yo me siento y mi brazo roza con su brazo, o sea hizo que me olvidara de todo. Fue de ‘Ah caray, sentí esta energía de piel chinita’. Entonces nos pusimos a platicar”, narró visiblemente emocionada la también actriz.

Publicidad

Andrea Legarreta indicó que él aprovechó ese encuentro para pedirle su teléfono y que incluso esa misma madrugada le llamó para confesarle que también había tenido un sentimiento distinto cuando estuvieron juntos en el lugar.

“En la madrugada me llama, ya andaba medio tomado. Me dijo: ‘Yo sé que tú sentiste lo mismo que yo. Déjame ir a verte”. Le dije: ‘No, estoy con mis papás. Vivo con ellos y no puedes venir y menos así’. Yo le dije al día siguiente a mis papás”, destacó la presentadora.

La estrella de televisión puntualizó que además de encontrarlo atractivo; desde que él estaba en Timbiriche sentía una fuerte admiración e incluso lo catalogó como una de las mejores voces que existen.

Publicidad

“Siempre fui fan de Timbiriche, pero específicamente de Erik porque siempre me pareció amable, un niño muy educado. Yo sabía que lo habían tratado muy mal al principio sus compañeros y me daba cierta ternura y me encantaba su voz”, sentenció Andrea Legarreta, quien se casó con Erik Rubín en el 2000 en una íntima boda en Acapulco, Guerrero.