Andrés García dice por qué no tiene buena relación con sus hijos: “Les estorbaba la sombra del papá”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también admitió que le hizo falta convivir con más con sus hijos cuando estaban pequeños

A tan solo unos meses de que Andrés García destapara que Roberto Palazuelos se convertiría en su máximo heredero por la distante relación que tiene con sus hijos, ahora el actor se sinceró sobre el tema y reveló cuál es la verdadera razón de la fractura familiar con Andrés, Leonardo, Andrea y Arena.

Fue durante una entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante que el intérprete, de 79 años, reconoció que con ninguno de sus cuatro hijos se lleva bien, admitiendo que sus aspiraciones por convertirse en una gran estrella fueron los que comenzaron a deteriorarlo todo.

“Salieron muy García. Cada uno quería hacer su imperio, su estrellato, y les estorbaba la sombra del papá”, contó.

Y es que de acuerdo con el actor, por más que los apoyó en su carrera e incluso, les consiguió sus primeros papeles en el cine, sus hijos no querían estar cerca de él.

“Yo los metí a las primeras películas, pero ya luego querían estar en películas donde no estuviera su papá que los regañara. Yo quería que fueran grandes actores y salieron buenos actores. Ya ni de grandes hubo buena relación”, agregó.

Sobre Arena, Andrés García confesó que no fue hasta que su hija tuvo 36 años que se enteró de su existencia, lo que hizo el distanciamiento entre ellos mucho más grande.

“Arena está en Zihuatanejo, pero yo me vengo enterando que existe cuando tenía 36 años, porque luego a las mamás les pasa algo raro al tener un hijo de una persona famosa, creen que uno se los va a quitar”, recordó.

Sin embargo, enfatizó que a diferencia de sus tres hijos, fue con Andrea García con quien el lazo se rompió por completo. “Hace tiempo que no la veo; la vi cuando estábamos trabajando los dos en Estrella TV, el programa que yo tenía en Estados Unidos. Luego ella hizo su propia vida, de hecho, no le habla ni a su mamá. Ella decidió hacer sus amistades y como que adopto una familia de otra señora”.

Por último, el histrión admitió que si de algo se arrepiente es de haber pasado mucho tiempo lejos de sus hijos por querer cumplir su sueño de ser una gran estrella.

“Yo creo que no pude estar el tiempo que yo debí estar con mis hijos porque yo siempre quise tener lo que la clase media o media alta no tenía, lo que tenían los multimillonarios. Siempre quise tener lugares grandes y trabajé toda la vida; toda la vida estaba en España, Argentina, Colombia, México, Chihuahua (…) regresaba tres o cuatro días (a la casa) y ya tenía otro trabajo. Me faltó tiempo de convivir con ellos. Fue un mal calculo que hice, pero de no haber tenido nada a llegar a hacer todo lo que hice, no podía dejar de trabajar”, finalizó.