Ver video

Así llegó Pablo Lyle para enfrentar los cargos por golpear a un hombre

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor acudió acompañado de su esposa y al ser cuestionado cómo se encuentra, se limitó a decir que bien

El pasado jueves 4 de abril se dio a conocer que murió el hombre que golpeó Pablo Lyle el 31 de marzo en Miami, Florida, durante un incidente de tránsito. Esto provocó que una jueza revocara el permiso para viajar al actor y le ordenara que se tenía que presentar este lunes en la corte.

El protagonista de telenovelas acató la orden emitida por la juez Lisa Walsh y en punto de las nueve de la mañana se presentó acompañado de su esposa Ana Araujo y su abogado en su primera audiencia. Varios medios de comunicación, como Suelta la Sopa, le cuestionaron cómo se sentía ante la situación legal que enfrenta, a lo que Lyle se limitó a precisar que estaba bien.

Sin embargo, el galán de televisión guardó silencio cuando le preguntaron si estaba preocupado por lo que podría decidirse hoy. Y es que de acuerdo con Orlando Segura del programa ‘Hoy’, Pablo Lyle podría conservar su libertad tras pagar una fianza o incluso existe la posibilidad de que quede bajo arresto.

“Él se presentó y a los dos minutos salió de la sala. La jueza Lisa Walsh renunció al caso y se está buscando una nueva jueza (…) El actor se encuentra en el sexto piso, él tenía sala en el segundo. Se encuentra con sus abogados reunidos, no sabemos si va a salir bajo fianza o va a quedar arrestado”, precisó el conductor, quien aseguró que le retiraron el pasaporte por lo que no podrá salir de Estados Unidos, le fijaron una nueva fianza, que asciende a un millón de dólares, y le pusieron una localizador; además de que no podrá conducir hasta que se esclarezca el caso.

El actor enfrenta esta situación legal, luego de que el pasado 31 de marzo le dio un puñetazo a Juan Ricardo Hernández durante una discusión por un altercado de tránsito en Miami, Florida. El golpe provocó que el hombre cayera inconsciente y fuera hospitalizado en terapia intensiva por una herida en el cráneo y un derrame interno.

Al cabo de cuatro días, la familia de Hernández decidió desconectarlo y murió el jueves 4 de abril a las 2:15 de la tarde. Ante el fallecimiento, la viuda e hijo de la víctima pidieron justicia y que cayera todo el peso de la ley sobre Pablo Lyle.