Ver video

Dulce María aclara los rumores: “No suspendimos nuestra boda, no nos estafaron los organizadores”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante empleó sus redes sociales para aclarar los rumores de la supuesta estafa que sufrió

Luego de que Dulce María expusiera en “La Saga”, programa conducido por Adela Micha, que había sufrido una estafa por parte del lugar en el que se celebraría su boda y que el Jardín Rincón Meztitla diera su versión sobre lo sucedido, la cantante empleó sus redes sociales para aclarar la ola de rumores que se generaron al respecto.

“NO suspendimos nuestra boda, NO nos estafaron los organizadores; de nuestra Wedding Planner solo hemos recibido apoyo, cariño, compromiso y disposición para ayudarnos en todo. Así como de nuestros demás proveedores quienes nos han apoyado en cada momento con todo el amor que merece un evento tan importante para cualquier pareja de novios”, escribió la exRBD en su cuenta oficial de Twitter.

Sobre el incidente que tuvieron con el jardín de eventos, en el que supuestamente los habían estafado, ya que no les regresaron el anticipo del 100 por cierto que dieron, la también actriz explicó:

“El único problema es que tuvimos que cambiar el lugar de nuestra boda ya que en este momento no tenían consagrado el jardín para llevar a cabo la ceremonia religiosa ahí y no podíamos avanzar con los trámites de la boda; el lugar nos pidió dar el 100% de anticipo desde un inicio (lo cual no es normal y en la emoción del momento lo dimos) y al cancelar por esta causa, ajena a nosotros, se quedaron con el 70% de nuestro dinero y nos bloquean la comunicación a nosotros y a nuestra Wedding Planner”, mencionó.

Asegurando que, tanto ella como su prometido, Francisco Álvarez, sabían que habría penalizaciones por la cancelación del evento, decidieron aplazar su boda y no cancelarla como se ha estado manejado en diferentes medios de comunicación.

“Esa es la única verdad. ¡¡Pero todo sigue en pie!! Simplemente celebraremos nuestra boda en otro lugar y en otra fecha (…). Ojalá esto les sirva otras parejas a tener cuidado ya que en la emoción de estar planeando un día tan importante es fácil caer en situaciones como ésta (…). Creemos que todo se acomoda de la mejor manera, y afortunadamente, hay lugares que más allá del negocio de una boda, entienden lo importante y el valor de esa experiencia y lo que significa en la vida de cualquier pareja. Les agradecemos su apoyo e interés”, concluyó.

Las declaraciones de Dulce María surgen luego de que el Jardín Rincón Meztitla, ubicado en Tepoztlán, Morelos, explicara a la revista ‘Quién’ que los novios habían cancelado el evento dos veces, la primera por el documento que menciona la intérprete de ‘No sé llorar’ y la segunda por motivos desconocidos.

Asimismo, Denise Romero, directora del jardín de eventos sociales, indicó que en ningún momento se le pidió a la pareja el 100 por cierto de anticipo, sino que fue por la Wendding Planner que sucedió:

“Nos estaban pidiendo un documento (…), se los entregamos y aún así nos cancelaron con ese pretexto”, explicó Romero.

Más tarde, surgieron solicitudes de otros clientes para ese día, por lo que la directora quiso saber si se quedarían con la fecha o no. Ante esto, la Wendding Planner confirmó la fecha del evento (el 19 de octubre de 2019) y se ofreció a pagar el 100 por ciento, según explica a la revista.

Con respecto al anticipo, Denise Romero dice que en la primera cancelación accedió a regresarles hasta el 50 por cierto del anticipo porque se sintió intimidada por el perfil público de la pareja, algo que ellos rechazaron porque en sus planes estaba realizar la boda civil ahí, así que devolvió únicamente el 30 por cierto. Finalmente, reconoce que en la segunda cancelación ya no hubo bonificación puesto que así estaba marcado en el contrato.

“Se les hizo llegar el nuevo contrato en el que debido a la cercanía con la fecha de boda, en caso de cancelación, ya no aplicaría devolución alguna”, declaró.