Ver video

Irina Baeva tiene inesperada reacción cuando le preguntan por Gabriel Soto

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz detalló que no solo está feliz por su relación, sino también por los proyectos profesionales que tiene

Tras hacer oficial su relación con Gabriel Soto en una serie de fotografías en redes sociales, Irina Baeva dejó claro que hablará lo menos posible de su noviazgo y es que durante un encuentro con la prensa, la actriz fue cuestionada sobre su romance, del cual evitó dar detalles.

Todo sucedió cuando la protagonista de telenovelas le dio una entrevista al programa ‘Despierta América’, en la que le preguntaron si estaba contenta de comenzar el 2019 enamorada y sobre todo si pronto volvería a tatuarse junto a su galán.

Ante los cuestionamientos, la actriz de origen ruso evadió las preguntas y se limitó a agradecer el tiempo de la charla; aunque sí destacó que estaba feliz por los proyectos profesionales en los que se encontraba trabajando, y es que Baeva protagoniza ‘El Último Dragón’ junto a Sebastián Rulli y Renata Notni.

“Estoy contenta, sobre todo por todo lo bueno que viene en este año. Muchas gracias”, precisó Irina Baeva mientras mandaba un beso a la cámara y se disponía a abandonar la entrevista; sin embargo, la reportera insistió y le cuestionó directamente dónde estaba Gabriel Soto y por qué no la acompañó al evento en Miami, Florida.

“Está grabando, gracias”, sentenció la actriz, quien sorprendió al retirarse de forma abrupta ante las preguntas sobre su relación amorosa con el actor de ‘Mi marido tiene más familia’ .

El noviazgo de Irina Baeva y Gabriel Soto generó mucha polémica hace unas semanas, cuando ambos publicaron las mismas fotografías en Instagram y demostraron que pasaron el Año Nuevo juntos en Acapulco.

El romance se dio a conocer en septiembre de 2018 cuando fueron captados de la mano y muy sonrientes en las calles de Beverly Hills; sin embargo, ninguno de los dos habló abiertamente del tema, ya que él se encontraba en trámites de divorcio con Geraldine Bazán , quien meses atrás ya había culpado a la rusa, de 26 años, de ser la causante de su fracaso matrimonial.