Ver video

Geraldine Bazán protagoniza atrevida escena con actor y lo exhibe en Instagram

facebook

twitter

whatsapp

Email

Sus seguidores destacaron lo sensual que lucía en las imágenes

Geraldine Bazán demostró que es una actriz entregada y sin inhibiciones; por lo que ahora impactó en redes sociales al exhibir sin pudor alguno la atrevida escena que protagonizó junto a Martijn Kuiper para la producción ‘Falsa Identidad’.

En su cuenta oficial de Instagram, la estrella de televisión publicó un video, en el que aparece con un diminuto traje de baño negro durante una secuencia de pasión al lado del actor holandés, a quien le agradeció su profesionalismo, y destacó las dificultades a las que se enfrentaron al momento de grabarla.

“Y bueno, esto paso después... No saben lo que fue grabar esta escena; nos ahogábamos, me congelaba, se nos iba la luz, en fin. Cero glamoroso, pero como nos divertimos!! @falsaidentidadtv @martin_actor los quiero”, precisó la artista como descripción del clip.

En cuestión de horas, la grabación de Geraldine Bazán se volvió tendencia en redes sociales, consiguiendo casi 300 mil reproducciones y un número similar de ‘Me gusta’; sin embargo, sus fieles admiradores aprovecharon la publicación para enviarle halagos a la actriz y felicitarla por su gran trabajo.

“Me fascinó tu personaje, muy bien hecho”, “Qué sufrimiento, pero qué buena escena”, “Te ves muy bien en la pantalla, lo hiciste excelente”, “Bellísima”, “Súper candente escena”, “Wow, tanto sufrir para tan buena escena. Les quedó increíble”, “Te admiro mucho como actriz y mujer. Felicidades”, fueron algunos de los elogios que se pueden leer en el perfil de la exesposa de Gabriel Soto.

Este proyecto de Geraldine Bazán se estrenó en septiembre de 2018 mientras la actriz enfrentaba todo un escándalo por su divorcio con el galán de ‘Mi marido tiene más familia’, de quien se separó desde noviembre de 2017 en medio de rumores de infidelidad y es que ella señaló en una revista de espectáculos que su matrimonio se terminó en gran parte por culpa de Irina Baeva.