José Eduardo Derbez rompe en llanto al revelar el momento más triste de su vida: “Lo extraño”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor se mostró como nunca antes al hablar de uno de los hombres más importantes de su vida

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Acostumbrados a ver a un José Eduardo Derbez bromista y hasta dominando el doble sentido a la perfección en 'Miembros al aire', la vulnerabilidad con la que se mostró durante la charla que tuvo con Faisy en su canal de YouTube conmovió a la audiencia.

Y es que, además de recordar la difícil situación económica por la que atravesó hace tiempo, el protagonista de 'Renta Congelada' reveló, entre lágrimas cuál fue el momento más triste de su vida.

Visiblemente conmovido, el hijo de Eugenio Derbez y Victoria Ruffo dio detalles de lo duro que fue para él afrontar la partida de su abuelo paterno, Ramón Martínez del Río.

HOLAAAAAA

“Porque toda mi familia son mujeres y él era el único hombre que tenía yo en mi familia”, comenzó José Eduardo Derbez su relato.

El hermano de Aislinn, Vadhir, Aitana, Anuar y Victoria recordó la estrecha convivencia que tenía con su abuelo con quien compartía el gusto por la fiesta: “Cuando yo empecé a salir de fiesta, mi abuelo todos los viernes iba a la casa y entonces siempre me decía ‘Ven, siéntate y hablaba conmigo’. Y me decía ‘Vamos a echarnos un tequila’".

Pese a que aún no tenía la edad para tomar bebidas alcohólicas, recordó, contaba con la autorización de la llamada 'Queen de las telenovelas' para brindar con don Ramón Martínez del Río.

“Yo le decía a mi mamá, ‘Oye, mamá, tengo 13 años, me está diciendo mi abuelo que me eche un tequila’. Y me decía ‘Si tu abuelo te dice échate un tequila, te lo chingas’”.

José Eduardo Derbez rememoró el día en el que su abuelo le propuso que se tomaran un tequila más, invitación que rechazó por una reunión con amigos.

El relato tuvo una pausa, el sentimiento no lo dejó continuar. Con la voz entrecortada, José Eduardo recordó que el desayuno que se prometieron antes de partir con sus amigos no pudo realizarse. Le informaron que su abuelo había sido hospitalizado.

“No me chingué el tequila con él y al día siguiente que íbamos a desayunar me avisan que estaba muy mal y que se lo acaban de llevar al hospital y me lanzo con él. Ya no dio tiempo, Faisy, ya no dio para un tequila más. Y es una persona que extraño un chingo y no dio tiempo para ese tequila y justo antes de que me fuera con mis amigos me dijo ‘Tengo que hablar tantas cosas contigo, para enseñarte tantas cosas’ y ya no me dio tiempo de que él hablara conmigo ni que me enseñara tantas cosas de las que me quería enseñar. Fue una persona que yo amé y admiré muchísimo y lo amo y lo extraño muchísimo”, lamentó.