Ella es Elena, la nieta que José José no alcanzó a conocer

facebook

twitter

whatsapp

Email

Marysol Sosa siempre externó su deseo porque su hija pudiera convivir en algún momento con su abuelo

La mañana de este sábado 28 de septiembre se dio a conocer que José José murió a los 71 años a causa del cáncer de páncreas que le detectaron desde 2017. El fallecimiento del cantante se registró en un hospital de Miami, Florida, ciudad en la que radicaba desde hace un año, hecho que le impidió conocer a su nieta Elena, la pequeña que su hija Marysol Sosa tuvo con el periodista Xavier Orozco.

Elena es la primogénita de la segunda hija que el llamado ‘Príncipe de la canción procreó con Anel Noreña. La menor nació el 30 de septiembre de 2018 a las cuatro y media de la tarde, pesando tres kilos 220 gramos y midiendo 53 centímetros.

Al poco tiempo que nació su segunda nieta, Marysol Sosa le imploró al intérprete de ‘La nave del olvido’ que se pusiera en contacto con ella para restablecer su relación, la cual se rompió cuando la tercera hija del cantante, Sarita, se lo llevó a Miami pese a su delicado estado de salud.

“Te amo y te extraño. Me has hecho mucha falta, me muero de ganas de poderte ver y de presentarte a tu nieta”, precisó la también cantante en el programa ‘Un Nuevo Día’.

Pese a que no logró que José José conociera en persona a Elena, a través de las redes sociales Marysol Sosa se encargó de mostrar en el último año cómo iba creciendo la pequeña y uno de los objetivos era que al menos su padre pudiera ver a la bebé mediante fotografías, hecho que recalcó en INtrusos en marzo pasado.

“No, todavía no (la conoce). Yo espero al día de hoy que ya la haya visto (…) Ese es el anhelo más grande (volver a ver a mi papá) (…) Dile ‘abuelo, abuelo te esperamos. De verdad desde el fondo de nuestro corazón te deseamos lo mejor, queremos saber muy pronto de ti”, detalló.

Pero José José no solo murió sin conocer a su segunda nieta Elena, también falleció distanciado de sus hijos mayores Marysol y José Joel, quienes pese a las llamadas y a las peticiones que lanzaron a través de los medios de comunicación no lograron que su hermana Sarita les permitiera convivir con su padre sus últimos momentos de vida.