Marjorie de Sousa presenta con tierna foto a sus sobrinos: “Los amo profundamente”

facebook

twitter

whatsapp

Email

Aunque la actriz se rehúsa a compartir fotos de su hijo, sorprendió a sus seguidores al presentar a sus sobrinos Alan y Aaron

Marjorie de Sousa compartió a sus 5.7 millones de seguidores de Instagram una tierna imagen en compañía de sus sobrinos recién nacidos, Alan y Aaron.

“Hace unos días me dieron otro regalo hermoso de vida, mis bebés #Alan y #Aaron. No puedo explicar lo que sentí y ver cómo mi hermano y mi cuñada cumplían su gran sueño. Gracias Dios por todo lo que nos enseñas para lograr nuestras metas. Los amo profundamente”, expresó la intérprete, de 39 años, en su post que alcanzó más de 109 mil likes en un par de horas.

La actriz destacó que tras ver a su hermano en compañía de sus hijos hizo que recordara el momento en el que tuvo a su primogénito, Matías, en sus brazos. “Ese día sentí que de nuevo Dios me permitía vivir ese momento tan mágico como cuando nació mi Matías. Gracias infinitas por sus mensajes y por todo el amor para mi familia. Bienvenidos al mundo mis bebés. #LaTíaMásFeliz #MiFamilia #MisTresBebés #DeSousaTexeira”, agregó.

A pesar de que la actriz subió la foto la tarde de este miércoles, los bebés nacieron hace unos días. El pasado fin de semana, Marjorie compartió a través de su sección de historias que ya estaba con su familia para apoyarlos y conocer a sus sobrinos.

“¿Pues qué les digo? Dicen que los hijos de tu hermano o de tu hermana se sienten como si fueran tuyos y sí es cierto, me siento como si fuera a parir yo”, compartió la también cantante, subiendo posteriormente un clip en el que aparece cargando a uno de los bebés.

Marjorie debutó como mamá el 27 de enero de 2017 del pequeño Matías , fruto de su relación con Julián Gil. Según reportó People en español, el niño nació a las 9:40 a.m. en un hospital de la Ciudad de México y pesó 2 kilos 800 gramos.

No pasó mucho tiempo para que se diera a conocer la ruptura entre los intérpretes y comenzara una batalla por la pensión del niño, además de limitar las visitas del padre, por ello tras un año de no verse, Julián y Matías se reencontraron en agosto pasado.