Mayrín entrevista a Santamarina y confiesa: 'Somos tan apasionados que nos casamos'

La pareja habló sobre sus inicios en la actuación durante la transmisión de un capítulo del programa “Cuando actuamos”
Por: Fabricio Martínez
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Mayrín Villanueva y Eduardo Santamarina no solo son una de las parejas más consolidadas del espectáculo sino que, actualmente, son unos de los actores más queridos y exitosos de la televisión mexicana. Aunque la fama los acompaña, sus inicios no fueron tan sencillo como se pudiera creer.

A través del un capítulo del programa Cuando actuamos, que se transmitió por Facebook de tlnovelas, Mayrín y Eduardo se entrevistaron mutuamente en una conversación tan amena que revelaron aspectos de su vida profesional poco conocidas hasta ahora, coincidiendo que ambos disfrutan ampliamente su profesión.

“Para mí es una carrera fascinante, apasionante y me siento muy contento estar donde estoy. Entramos a la intimidad de los hogares por medio de la televisión, de una película o de una obra de teatro”, dijo Santamarina en la emisión que duró poco menos de 20 minutos.

“Bendita profesión porque gracias a ella tú y yo nos conocimos. Hoy por hoy tenemos una hermosa familia y me faltará vida para agradecerle todos los regalos y bendiciones que me ha dado, que han sido muchísimas”, añadió el galán de melodramas.

Asimismo agradeció el que Mayrín le dedique su inteligencia y belleza a la actuación. “Eso se te agradece porque eres una mujer apasionada”, expresaba Eduardo, quien no se imaginaba la respuesta de ella.

“Somos tan apasionados que nos apasionamos y nos casamos, amor; nos la creímos de más”, dijo la estrella de Una familia con suerte.

A punto de no ser actor


Eduardo narró que desde pequeño tenía la ilusión de convertirse en actor; sin embargo, al venir de una familia tradicional de Veracruz, donde el título universitario era importante, su mamá no quería que fuera parte del entretenimiento.

“A escondidas anoté los datos y hablé a Televisa para audicionar. Mi mamá me descubre y me dice con frustración: qué quieres hacer de tu vida’”, cuenta Santamarina ante la negativa de seguir estudiando para abogado, del cual le faltaban dos años para concluirla.

Ante la insistencia de ejercer lo que más amaba, su madre le dio permiso de acudir a la prueba para ingresar al Centro de Educación Artística de Televisa, CEA, en la Ciudad de México.

“Recuerdo que me subí al camioncito, a un ADO de noche porque para hacer la cola en Televisa, quería ser de los primeros en pasar. Íbamos pasando grupos de 10, -5 hombres y 5 mujeres- hasta que llegas a un salón donde estaban los profesores y te dan una escena para leerla con una compañera”, relata el actor.

Cuando terminó la prueba se regreso a casa con la esperanza que le hablaran para ser parte del CEA, asunto que nunca llegó o, por lo menos así lo creyó.

Se esperó un año y en lo que transcurría comenzó a trabajar de mesero en un restaurante de un amigo, pero sabía que tenía que seguir con su sueño: “Yo tengo que regresar y voy a volver a tomar mi ADO y formarme otra vez. Y lo hice”.

Cuando llegó al frente del señor Eugenio Cobo, director del CEA, se le quedó viendo y le dijo: ¿Tú estuviste con nosotros el año pasado? Sí señor -le respondió- ¿Y por qué no te presentaste desde al año pasado. Te estuvimos tratando de localizar”, le dijo.

El actor bromea con su mamá sobre si ella le negó la llamada para participar en el CEA desde un año antes que entrara porque sabía que no quería que entrara al tener miedo al medio artístico. “A la fecha es el gran misterio”, confiesa.

Eduardo recibió su primera oportunidad de la mano de Carla Estrada en la telenovela De frente al Sol en 1992 comenzando una exitosa carrera de 28 años ininterrumpidos.

placeholderEnhancement
Instagram @mayrinvillaneva
Eduardo Santamarina y Mayrín Villanueva

“Me colé en un casting”


Por su parte Mayrín tardó en convertirse en actriz ya que desde su adolescencia se desempeñó como modelo de anuncios publicitarios, ganándose un estatus de la mejor en su generación a la par que estudiaba la carrera de Diseño de Modas.

Villanueva recuerda que entró a modelar por un vecino que la invitó a hacer una obra de teatro de una pastorela, que al final no ocurrió pero sí se arrancó de lleno en el modelaje.

Fue precisamente un compañero que le arregló una cita para entrar al CEA.

“A mí me invitaron al CEA, pero era tímida porque según yo el ambiente era muy feo y no quería, pero claro que quería y lo tenía más guardado que nada pero me hice un tiempo del rogar y este amigo me dijo que me había conseguido una entrevista con el señor Cobo y el licenciado Murguía y no me puedes hacer quedar mal y fui”, detalló.

“Estuve tres meses en la escuela y un día bajando donde estaba estudiando había un casting de una serie y me colé en el casting de Mi generación Amor de Verano, tal cual. Hicieron como 10 call backs y siempre me volvían a llamar y nos fuimos dos meses a grabar esa serie a Ixtapa Zihuatanejo.

Entre los directores que participaron esa serie estuvo Pedro Damian, quien después la invitó a ser parte del melodrama “Preciosa” con Mauricio Islas e Irán Castillo.

“Me dieron nervios, pero lo disfruté mucho y me di cuenta que eso era lo mío y a partir de ahí ya no lo dejé”.

Mayrín fue perfeccionándose como actriz sobre la marcha. “Afortunadamente me topé con gente muy enriquecedora como Pedro Damian”, señaló.

Después recibió la oportunidad de estar en Alma Rebelde, bajo la producción de Nicandro Díaz y de ahí su carrera tuvo un despunte que la ha colocado como una de las favoritas de la gente.

De ‘Preciosa’ a la abnegada mamá de ‘Rubí’: mira la transformación de Mayrín Villanueva