Pablo Lyle cumple 33 años a la espera de su juicio por homicidio en Estados Unidos

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor es enfrenta a las autoridades luego de que golpeara a un hombre, quien murió cuatro días después por una lesión cerebral

Pablo Lyle cumple 33 años de vida preparando su juicio en Estados Unidos, donde es acusado de homicidio luego de haber golpeado fatalmente a un hombre mayor durante una confrontación vehicular en Miami, ya tiene fecha de juicio.

El juez Alan Fine fijó el inicio del juicio para el 9 de diciembre y será el próximo 27 de noviembre habrá una audiencia previa para que las partes informen si están listas para el juicio o si necesitan más tiempo.

En esa audiencia Lyle podría también cambiar de parecer y declararse culpable con el fin de evitar el juicio por jurado. El acto, protagonista de la telenovela mexicana 'Mirreyes vs Godinez', buscó que el juez desestimara el caso bajo las leyes de defensa propia vigentes en el estado de la Florida, pero el magistrado desechó sus argumentos y determinó que el proceso judicial debe continuar.

Lyle aún no ha expresado si apelará o no esa decisión. La confrontación vehicular sucedió el 31 de marzo, cuando Lyle viajaba hacia el aeropuerto en un automóvil que manejaba su cuñado y se cruzaron con el vehículo del cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años.

De acuerdo con imágenes de videos de seguridad, Hernández se bajó de su vehículo en un semáforo en rojo y se acercó a reclamar a través de la ventanilla a los ocupantes del otro vehículo por qué le habían cerrado el paso.

El cuñado de Lyle bajó del automóvil, mientras el actor iba en el asiento del acompañante, y discutió con Hernández pero regresó al vehículo al darse cuenta de que éste estaba en movimiento. Fue entonces que Lyle se bajó, corrió hacia Hernández y lo golpeó en la cara, dejándolo tirado en el piso.

El hombre murió cuatro días después en un hospital, por una lesión cerebral causada por el traumatismo. Lyle huyó del lugar y fue detenido horas más tarde en el Aeropuerto de Miami, pero salió en libertad bajo fianza.

El actor, protagonista también de la serie 'Yankee' de Netflix, ha dicho que se defendió porque temía que Hernández lo atacara.

Según una controvertida ley de la Florida aprobada en 2002, los jueces pueden conceder inmunidad a alguien si ellos creen que actuó en defensa propia.

Los abogados de Lyle, entre ellos Philip Reizenstein, alegan que el actor no tuvo intención de matar a nadie.

El actor ha expresado que actuó en defensa propia, de sus dos hijos y su esposa porque creía que Hernández los atacaría con un arma.