Ver video

Pablo Lyle pasó la noche en prisión tras muerte del hombre al que golpeó

facebook

twitter

whatsapp

Email

Además de tomarle otra foto de su fichaje en la cárcel, le colocaron un grillete al actor

Este lunes 8 de abril, Pablo Lyle se presentó en la corte de Miami tras la muerte del hombre que golpeó el pasado 31 de marzo en un incidente de tránsito en Miami, Florida. Aunque conservó su libertad condicional, el actor tuvo que pasar la noche en prisión.

De acuerdo con ‘ Despierta América’ , el protagonista de telenovelas fue trasladado esposado en una patrulla de la policía de Miami-Dade a la cárcel del condado TGK después de salir de la corte, donde escuchó la resolución del juez Alan Fine.

En el lugar, el actor, de 32 años, fue procesado e incluso le tomaron otra fotografía de fichaje; además de que pagó la fianza de 50 mil dólares impuesta por el juez.

En las próximas horas, Pablo Lyle será trasladado a lo que era una cárcel de mujeres, donde le colocaron un grillete electrónico, con el que las autoridades sabrán dónde está en todo momento ahora que tendrá arresto domiciliario, el cual cumplirá en el hogar de su cuñado en Miami, Florida.

La próxima audiencia del protagonista de la película ‘Mirreyes vs Godínez’ será el primero de mayo, donde ya con los resultados de la autopsia a Juan Ricardo Hernández se dictaminarán si se conservará los cargos de agresión o podría ser acusado de homicidio involuntario.

Por lo pronto, al actor le impusieron una fianza de 50 mil dólares para conservar su libertad condicional, le ordenaron arresto domiciliario, le ordenaron portar un grillete, le retiraron su pasaporte y le prohibieron conducir, salir de noche y consumir bebidas alcohólicas.

Esto luego de que golpeó a Juan Ricardo Hernández el 31 de marzo en un incidente de tránsito, dejándolo inconsciente en plena vía pública y darse a la fuga; sin embargo, fue arrestado horas después y recobró su libertad tras pagar cinco mil dólares.

Cuatro días después del hecho, el hombre murió en el Hospital Jackson Memorial tras sufrir una herida en el cráneo y un derrame interno.