Tras su regreso a ‘Vecinos’, César Bono habla de su estado de salud: ‘Mi organismo se está muriendo’

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor, quien da vida a ‘Frankie Rivers’, afirmó que es difícil vivir como él lo hace

César Bono regresó a ‘Vecinos’ con su personaje de ‘Frankie Rivers’ para la temporada número 7; sin embargo, en los últimos meses ha enfrentado fuertes problemas de salud, los cuales le impidieron por algún tiempo trabajar y de los que habló sin tapujos.

El primer actor detalló en entrevista con TVyNovelas que aunque se está recuperando poco a poco sufre los estragos de un desgaste corporal de todos los años de trabajo; además, de que tiene una hernia hiatal, problemas cardíacos, por lo que afirma que su organismo se está muriendo.

“Tengo varios problemas de salud: una hernia en el esófago y sufrí un infarto hace 10 años (…) Mis achaques no son por fumar ni por el alcohol, tuvieron que ver las largas jornadas de trabajo a las que me sometía, pasaba más de 18 horas trabajando (…) Mi mano está morada de inyecciones, también mi brazo. Mi organismo se está muriendo, se oye gacho, pero es la realidad. Tengo más de 12 infartos y uno en el cerebro, no puedo decir que estoy rebosante de salud. Soy un hombre de 70 años que se está muriendo”, indicó.

Bono puntualizó que pese a que la hernia le está provocando más malestares, él se resiste a una nueva cirugía, ya que está cansado de lidiar tanto con médicos como con quirófanos y todo lo que incluye una intervención.

“Se puede operar, pero no lo haré, no quiero ver un solo doctor más. Mis hijos se enojan, pero tengo lo doble de edad que ellos y no voy a vivir de acuerdo a lo que ellos piensen. Duele perder a los padres, pero vivir como lo hago duele más (…) Porque soy yo el que vive una agonía”, enfatizó.

Y es que el actor relató todos los cuidados que tiene para no tener otra recaída y narró los padecimientos que ha sufrido a lo largo de su vida.

Tomo 12 pastillas al día: para el colesterol, para mantener la sangre ligera, son unos anticoagulantes. Tengo un stent (pequeña malla metálica) en una arteria del corazón. Después de que tuve problemas cerebrales, que fue cuando perdí la mitad de la capacidad de movilidad, me pusieron otro stent en la carótida para hacer que las venas vuelvan a su diámetro normal (…) De los infartos cerebrales, que fueron muchos, estoy mejor, aunque la neuróloga no entiende cómo es que estoy vivo. Sin embargo, quedaron secuelas en las piernas, eso fue en agosto de 2018. De allá para acá ha sido una lucha constante de terapias, medicinas, acupuntura, masajes. Me desespero por llevarme tanto tiempo en recuperar algo que perdí́ en segundos.

Ante su estado de salud, César Bono afirma que no le teme a la muerte, pero tampoco quiere convertirse en el futuro en un peso para su familia y destacó que le gustaría morir en la tranquilidad de su hogar.

“¡No! Al contrario, pero no es que la estoy cazando. No quiero ser un peso para la familia, que me tengan que llevar a ver a un doctor y a terapias (…) No quiero ser egoísta y morirme en el teatro ni en los foros… mucho menos en el hospital. Cuando sienta la muerte cerca, me voy a mi casita, me meto a la cama, me tapo muy bien y me voy”, destacó a TVyNovelas.