Zuria Vega es víctima de las travesuras de sus hijos y Maite Perroni afirma: ‘Qué belleza’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los seguidores de la protagonista de telenovelas aplaudieron que sea una mamá dedicada

Zuria Vega es una de las famosas que mantiene la identidad de sus hijos en privado, ya que afirma que ni Lúa ni Luka decidieron ser figuras públicas como ella y su esposo Alberto Guerra; pero eso no impidió que la actriz mostrara en redes sociales que fue víctima de una travesura de sus pequeños, quienes le maquillaron todo el rostro con plumones de colores.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la protagonista de telenovelas como ‘Mi marido tiene más familia’ y ‘Un refugio para el amor’ compartió una fotografía en la que destaca que así quedó el maquillaje que sus pequeños le hicieron.

“Maquilladores Lúa y Luka Guerra”, precisó como descripción de la imagen, que en cuestión de horas consiguió casi 40 mil ‘Me gusta’ y cientos de mensajes, en los que tanto sus 3.9 millones de seguidores como sus compañeros del medio destacaron lo bien que se veía.

Maite Perroni fue una de las primeras en reaccionar a la publicación en la que posteó un emoji con ojos de corazón y la frase: ‘Qué belleza’; Macarena Achaga destacó lo mucho que los extraña, mientras que Alejandra Robles Gil también le dedicó un emoji y escribió: ‘Mi vida’.

Mauricio Ochmann, Tania Rincón, Aislinn Derbez, Regina Blandón, Fernanda Castillo, Adrián Uribe, Claudia Martín, Esmeralda Pimentel optaron por sumarse a los miles de ‘Likes’ en la cuenta de Zuria Vega

Sus seguidores se unieron al hilo de comentarios y la felicitaron por ser una madre dedicada, por estar en todo momento para sus hijos y sobre todo por lo bien que la maquillaron sus pequeños. “Te ves hermosa, te dejaron muy bien”, “Qué bellos son tus niños”, “Muy artístico, eres una gran mamá”, “Qué preciosa te ves, disfruta la maternidad”, “Son unos artistas”, precisaron los fans.

Lúa y Luka son fruto del matrimonio entre Zuria Vega y Alberto Guerra, quienes se casaron en 2014 en las playas de Nayarit, luego de un breve noviazgo.