Actriz de 'La Usurpadora' recuerda cómo fue trabajar con Gaby Spanic en la telenovela hace 21 años

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Las declaraciones se dieron luego de que la joven, quien encarnó a 'Lisette', publicó una foto del encuentro que tuvo con Spanic hace 3 años

Una de las telenovelas más exitosas de la televisión mexicana fue La Usurpadora, la cual se estrenó en 1998. Hoy a casi 21 años de que saliera al aire, parte de su elenco original protagonizó un emotivo reencuentro, el cual mostraron en redes sociales.

Y es que María Solares, quien dio vida a la pequeña ‘Lisette Bracho’ en el melodrama, compartió una fotografía en su cuenta oficial de Instagram, donde dejó ver la reciente reunión que tuvo con la estrella Gaby Spanic, la cual encarnó a los personajes ‘Paula’ y ‘Paola’.

Pese a que la imagen se volvió tendencia en varias cuentas de fans, el reencuentro no se dio recientemente y de acuerdo con la joven, la instantánea fue tomada hace tres años.

“Hace 3 años Gaby vino a una obra de teatro en mi ciudad, logré poder saludarla al final, fue un lindo reencuentro, breve, pero increíble”, expresó María Solares a People en Español.

Sin embargo, la fotografía apenas salió a la luz, debido a que la actriz, quien es recordada por su tierno papel en el melodrama, quiere que Gaby Spanic realice un video para su canal de YouTube.

“QUERIDITOS ¿quién quiere el reencuentro? Yo digo que Sí, ya estamos en proceso de convencer a que @gabyspanictv participe en @yosoylissettebracho Deseen que digan que Sí y apoyen a convencerla. Paola y Lisette. La Usurpadora”, precisó como pie del posteo, que se viralizó en varias cuentas de fans.

Mira en fotos cómo cambiaron y qué fue de los protagonistas de 'La Usurpadora'

La joven también recordó su paso porLa Usurpadora’ y reveló a People en Español cómo fue su convivencia con la actriz venezolana, quien recientemente estuvo en el ojo del huracán tras revelar las injusticias que vivió a manos de Lucero.

“Mi relación era excelente, Gaby es una persona extraordinaria e increíblemente dulce. Entre tomas me leía cuentos y jugaba conmigo juegos de mesa que mi madre llevaba para mí. Siempre me recibía con un caluroso abrazo y me explicaba que en las escenas de Paola debía de ser un poco dura conmigo, que era sólo actuación. Me gustaba correr a abrazarla y en ocasiones me cuidaba como si fuera mi verdadera madre”, señaló.